Menú

TDND: Edición especial con Francisco García Paramés

El gestor gallego participa en una edición muy especial de Tu Dinero Nunca Duerme: primera salida al exterior para el programa de cultura financiera.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Francisco García Paramés es el gestor español más conocido. Porque fue el primero y porque sus resultados a lo largo de las últimas tres décadas son extraordinarios. Primero en Bestinver y luego en Cobas AM, la gestora que preside y que fundó hace menos de cinco años, cada movimiento del gallego es analizado en profundidad en los mercados, los medios especializados, los foros de internet y los aficionados a la inversión.

Por eso, el programa de este domingo de Tu Dinero Nunca Duerme ha sido tan especial. Por primera vez en cuatro años, Luis Fernando Quintero, Domingo Soriano o Luis Alberto Iglesias salen de los estudios de esRadio para un programa. ¿El lugar? Value School, la iniciativa de cultura financiera fundada por el propio Paramés, que está celebrando estos días su Summer Summit, un programa intensivo que durante quince días reúne a un puñado de jóvenes que quieren dar sus primeros pasos en la inversión en valor. ¿El invitado? Pues el propio Paramés, al que no le gusta mucho salir en los medios y normalmente prefiere quedarse en un segundo plano, pero que en esta ocasión ha hecho una excepción en un programa de esos que Quintero llama de "colección".

La idea es comentar tanto la trayectoria de Paramés como su visión sobre la situación actual de los mercados. Respecto a lo primero, el gestor de Cobas AM asegura que su llegada al value llegó de la mano de Peter Lynch y su libro Un paso por delante de Wall Street, un título que fue su "epifanía", el que llevó a un estilo de inversión que a principios de los años noventa en España sonaba muy extraño.

"Invertir a largo plazo requiere mucha paciencia. El negocio de la complejidad, del corto plazo, es otro. Cuando ves a la gente que lleva una trayectoria de 25 años, todos siguen la misma pauta. Los que siguen la complejidad... al final explotan. Lo primero es sobrevivir y luego intentar ganar dinero", asegura Paramés: "Siempre tenemos compañías en cartera que tienen más dinero en el banco de lo que valen en Bolsa. Esto no ocurre en la vida diaria, pero sí en la Bolsa, un mundo en el que la gente hace muchas estupideces. En Bolsa ocurre que le compras a un señor algo gratis. ¿Por qué no lo hace todo el mundo? Pues porque no es tan fácil, hay que esperar y tener paciencia".

También hubo tiempo para hablar de las burbujas (como las de las criptomonedas) y lo muy alejados que hay que estar de este tipo de modas: "Al final de las burbujas la gente se te acerca para contarte qué tienes que hacer. El año pasado he tenido que aguantar a algunos chicos de 15 años con su cartera de criptomonedas que me venían a enseñárme esa cartera. Mientras, nosotros invertíamos en petróleo y gas: la cosa más odiada y que parecía que olía mal".

Y en un mercado como el actual, ¿también se puede mantener la confianza en el largo plazo? ¿Cómo afectará al value la inflación?: "La manera de invertir es la misma desde los romanos y los fenicios: comprar lo que nadie quiere. Hay que huir de aquello que está promocionado. Lo interesante suele ser aquello que está oscuro y nadie está siguiendo". Porque Paramés es optimista y asegura que ahora el mundo tiene perspectivas muchos mejores que cuando él comenzó a invertir: "Sólo en un punto estamos peor que en 1990, en lo que toca a la deuda de los estados, sobre todo en EEUU y Europa. Pero había mucha más incertidumbre hace 30 o 40 años que ahora".

Por supuesto, también hay tiempo para hablar de energía, un sector que en el pasado no estuvo en las carteras de los value, pero que ahora les están proporcionando una rentabilidad muy interesante en los últimos meses: "Los combustibles fósiles son esenciales en la vida moderna que tenemos. Gracias a ellos estamos vivos los que estamos aquí. Han sido los que nos han permitido mejorar el desarrollo medioambiental. Nos podemos permitir cosas, porque somos más ricos, que eran inimaginables hace 100 años", porque, además, es imposible prescindir de ellos como a veces desde determinadas tribunas políticas parecen sugerirnos: "Si quitas el carbón, necesitas gas y petróleo. Porque necesitamos tanta energía para tantas cosas. Será casi imposible prescindir de ellos en los próximos 30-40 años". Como esta necesidad se choca con el discurso político, surgen oportunidades de inversión, y Paramés y Cobas están intentando aprovecharlas: "Ha habido una falta de inversión enorme en este sector y ahora se está pagando. Pensamos que todavía hay recorrido para largo en este sector. Cuando no has invertido en campos de petróleo o gas en muchos años, no vas a tener campos nuevos en 15 días, necesitas varios años para sacarlos adelante. Hablamos de procesos larguísimos. Hasta que no haya un cambio de chip que acepte que necesitamos gas (sobre todo gas). Cuando publiquemos la carta trimestral se verá que hemos reducido algo nuestra exposición al sector porque hay cosas que ya se acercan a nuestro valor objetivo".

Temas