Menú

TDND: ¿Qué alternativa tienen los inversores conservadores tras el hundimiento de la renta fija?

Carlos Santiso, de Icaria Capital, visita Tu Dinero Nunca Duerme para comentar la situación de los mercados de bonos en este 2022 tan convulso.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Cuando acude a los mercados financieros, el español medio no quiere líos. No es que le guste tener una baja rentabilidad. De hecho, sería tan feliz como el que más si ganara mucho dinero con sus inversiones. Pero si tiene que elegir, su prioridad es la tranquilidad. Por eso, desde hace décadas, el nuestro es uno de los países en el que productos como los depósitos o la renta fija han tenido más éxito. El problema es que este año... ese objetivo de estabilidad no lo está logrando.

De hecho, son precisamente los activos en teoría más seguros los que peor se están comportando en los mercados. Tras la borrachera de liquidez y las políticas extraordinarias de los bancos centrales desde 2012, ahora parece que vuelve la normalidad. Pero normalidad no quiere decir precios estables, a pesar de lo que algunos pudieron pensar en el pasado.

Carlos Santiso, gestor de fondos de inversión en Icaria Capital, visita esta semana Tu Dinero Nunca Duerme, para explicar qué está pasando y qué pueden hacer en este contexto de mercado los ahorradores más conservadores: "Los españoles son miedosos. El problema es que hay fondos del perfil más conservador que nos podamos imaginar que están perdiendo el 5-8% en los últimos meses. Es más de lo que está sufriendo la renta variable. ¿Por qué está pasando esto?".

"Las adulteraciones de los bancos centrales han provocado una burbuja de deuda y de renta fija que se ha vuelto muy peligrosa", recuerda: "Esas carteras conservadoras han asumido más riesgo del que los inversores pensaban que estaban asumiendo. Y tienen pérdidas del 8-10-12%, que son niveles bastante importantes y más en carteras conservadoras".

Estamos ante un escenario inédito, pero lógico si vemos lo ocurrido en la última década. Porque los precios de muchos activos no podían sostenerse. Hemos visto situaciones que retaban la lógica. Así lo explica Santiso: "La burbuja era considerable, la mayor de la historia. Ahora estamos en la mayor caída en renta fija desde 1980. Nosotros lo hemos avisado en varias conferencias desde hace dos años. El Bono Alemán a 2050 tenía una TIR del -0,3% a vencimiento: esto quería decir que tú prestabas al Estado alemán y te devolvía el dinero dentro de 30 años... perdiendo un 0,3 cada año. Pues bien, nosotros advertíamos de que si el tipo de interés del bono alemán pasaba al 3%, tu bono pasaba a perder un 66%".

¿Y qué hacemos llegados a este punto? Santiso apuesta por no lanzarse a la aventura. También avisa de que no existe una varita mágica que lo solucionará todo: "Lo que tiene que hacer el inversor conservador es tener carteras equilibradas: mantener todo el dinero en renta fija o en depósitos es un error. Estar 100% en renta fija no es lo apropiado, ni ahora ni hace un año. No hay magia, en momentos de estrés habrá pérdida; pero con una cartera equilibrada, serán más contenidas. Las opciones para ese inversor pasan por tener activos no correlacionados".

¿Y el oro?: "Quizás el oro puede protegernos mejor si hay dudas sobre la solvencia de los estados: el oro te protege en estos entornos, que son los más peligrosos, es como un seguro. Tener renta variable también es imprescindible. Tener renta fija también es importante, pero sólo si lo combinas bien como parte de una cartera diversificada".