Menú

Federico Jiménez Losantos responde al acoso de los antivacunas

Federico responde a la campaña de acoso contra LD y esRadio de los grupos antivacunas. 

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

esRadio y Libertad Digital se han convertido en la diana de los antivacunas en España. El director de Es la Mañana de Federico les ha contestado esta mañana desde los micrófonos de su programa: “Si alguien cree que nosotros vamos a empezar a abrazar la irracionalidad estúpida que mueven unos estafadores, que agitan unos extremistas descerebrados y cuatro nazis en paro, que por amenazarnos de muerte, con arruinarnos o llamarnos asesinos vamos a cambiar, van de lado”.

Recordando por qué se llama bebedores de lejía a los que defienden el uso de cloruro sódico, Jiménez Losantos ha destacado la serie de artículos de Yésica Sánchez en LD desmontando los bulos de los antivacunas y cómo llevan defendiendo supuestas soluciones milagrosas desde hace 30 años para todo, “y no sólo en España". 

Sobre el acoso, Federico Jiménez Losantos les ha avisado de “que estoy ya muy corrido, me han hecho campañas y sentado en el banquillo Felipe González, Rajoy, Zapatero, la banda del 11-M, Garzón… y al final he salido de todas”. Además ha señalado que “esa gentuza que intenta hacerse con Vox, o con una parte de Vox, y que va a tener una televisión para hacerse ver está tratando de chulearse con los liberales que hemos sobrevivido desde hace más de 20 años en Libertad Digital y 13 años en esRadio”. 

Además ha destacado que esa campaña “es una cuestión internacional” y ha puesto el ejemplo de Quillette, la revista liberal más importante de EEUU y del mundo anglosajón. Esta misma semana “hay una carta del editor diciendo que nunca había recibido tantos insultos, amenazas y llamado incluso asesino por nada como por lo de las vacunas”. 

Jiménez Losantos también ha destacado cómo esos antivacunas “se callaban como ratas” cuando abría el Zendal ,esperando “a que la gente perdiera el miedo para hombrearse”. Tras recordar cómo las vacunas salvan vidas y cómo ni un sanitario ha perdido la suya por el covid desde que existen, ha lamentado que la “burricie es difícil combatirla”: “No cabe un tonto más ni en el Gobierno ni al extremo”.