Menú

Dieter Brandau entrevista al secretario de comunicación de la UFP

Dieter Brandau entrevista al secretario de comunicación de la UFP, Serafín Giraldo, por la entrada masiva de inmigrantes a Melilla.

La Noche de Dieter

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Ante el nuevo asalto masivo de inmigrantes a la valla fronteriza de Melilla y la polémica por el ocurrido en Ceuta en el que al menos 15 murieron ahogados, Dieter Brandau ha entrevistado en Es la Tarde al secretario de comunicación de la Unión Federal de la Policía (UFP), Serafín Garrido.

El secretario de comunicación de la UFP ha indicado que "la situación es bastante crítica" y que está "rodeada de una tremenda hipocresía". Ha defendido no que es un problema exclusivamente "español, de fronteras, de la Guardia Civil o la Policía Nacional" sino "un problema de los países de origen y de Europa".

Serafín Garrido ha apuntado que también es un problema "de las ONG que se dedican a señalar con el dedo a la Guardia Civil y a la Policía! y que destinan muy pocos recursos para evitar esta situación". Es un problema de "los países de origen y no de los de destino".

Pocos medios materiales

El secretario de comunicación de la UFP, Serafín Garrido, ha señalado que la agencia de fronteras europea, Frontex, "dota de pocos medios materiales como personales para afrontar esta situación". Ha añadido que no son "los malos de la película".

Porque el problema va más allá, "es social y de inmigración" y "la Policía Nacional y la Guardia Civil son los que están en la frontera" y que "si se trata de cumplir la ley como se está haciendo y se encuentran con oleadas masivas". Además ha indicado que "la ley de extranjería no está prevista para una entrada en masa".

Serafín Garrido cree que "señalar a la Policía Nacional y a la Guardia Civil con el dedo no soluciona un problema que está en las propias ONG, en los países de origen y en Europa".

Contra la espada y la pared

La situación "es desesperada" pero el trabajo de la Guardia Civil y la Policía "es evitar que crucen la frontera" y una vez que se cruza "se aplica la ley de extranjería" ha contado Serafín Garrido, que ha denunciado que "se carece de medios para hacerlo".

También ha pedido que la Policía y la Guardia Civil "dejen de ser el chivo expiatorio" porque con estas avalanchas están "contra la espada y la pared". Por un lado "las ONG y grupos de presión social que dicen que estas personas tienen que tener derechos" y por otro "las porpias leyes que exigen actuar con cierta contundencia para evitar que personas ilegales entren en España".

Como están en medio "necesitan más medios, una mayor protección jurídica y económica y menos hipocresía" ha afirmado Serafín Garrido. El secretario de comunicación de la UFP ha dicho que "Marruecos juega un papel muy importante" y cree que si se solucionan los problemas en países de origen no habría tales avalanchas.

Ha recordado que "con Mauritania se daba esta situación hace años y desde un tiempo a esta parte se estableció un convenio de ayuda al inmigrante y ha descendido la presión de inmigrantes procedentes de allí" ha añadido que "si sucede lo mismo con Marruecos" imagina que "podríamos darle una solución".