Menú

Dieter Brandau entrevista a Florentino Paredes

Dieter Brandau entrevista a Florentino Paredes coordinador del libro Las 500 dudas más frecuentes del español.

La Noche de Dieter

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

¿Se dice impreso o imprimido?, ¿frito o freído?, ¿cocreta o croqueta?, ¿albóndiga o almóndiga? Para solucionar todas estas dudas que nos surgen se acaba de publicar el Instituto Cervantes el libro Las 500 dudas más frecuentes del español coordinado por Florentino Paredes y con la colaboración de Salvador Álvaro y Laura Paredes.

El coordinador de este referente para subsanar las dudas más frecuentes, que arroja luz sobre las palabras polémicas y nos sirve para autoevaluarnos ha pasado por los micrófonos de Es la Tarde... y ha comentado algunas curiosidades sobre nuestra lengua.

Florentino Paredes ha contado que el significado de muchas palabras que suenan mal no es correcto porque aparezca en el diccionario "lo único que quiere decir es que la palabra existe". Al diccionario "no le queda más remedio que adaptarse a la lengua" porque "la hacemos los hablantes". Ese es el motivo por el que "hay muchos usos en los que los hablantes modificamos la forma o el significado original de una palabra".

"El libro ha buscado las consultas más frecuentes para saber qué es lo que preocupa a los hablantes" ha explicado el coordinador de la obra editada por el Instituto Cervantes y la editorial Espasa. También ha indicado que las principales dudas de los hispanohablantes son sobre "el empleo de la puntuación y cuestiones gramaticales".