Menú

"Hitler no inventó nada, germanizó el modelo soviético de matar"

Jiménez Losantos y César Vidal hablan de las relaciones entre Hitler y Stalin y la imitación alemana del sistema de matanzas comunista.

esRadio
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Preguntas a la historia: La máquina de matar comunistas Es la Mañana de Federico

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Preguntas a la historia: La máquina de matar comunistas" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×

Federico Jiménez Losantos y César Vidal han contestado una semana más las dudas sobre la historia de los oyentes de esRadio.

Guillermo Ooms: ¿Ordenó Stalin ejecuciones de polacos? ¿Por qué? ¿Existieron relaciones de interés entre Nazis y comunistas durante la segunda guerra mundial?

César Vidal ha aclarado que "claro que sí" hubo ejecuciones de polacos ordenadas por Stalin. No obstante, ha matizado que "para los que tuvieron enfrente a Stalin, los polacos salieron muy bien parados". El motivo es "porque cuando Stalin invadió en septiembre del 39 Polonia, en virtud a un acuerdo con Hitler, llegó a la conclusión de que no tenía que matar a muchos polacos para controlar el país".

De esa forma, "ordenó unas ejecuciones siguiendo el modelo de los asesinatos en masa durante la guerra civil rusa en Crimea y durante la guerra civil española en Paracuellos". Según Vidal, "en la famosa matanza del bosque del Katyn fueron asesinadas unas 22.000 personas, de las que una tercera parte eran oficiales del ejército, otra tercera parte eran agentes de policía y una última tercera parte la denominada inteligencia: profesores, intelectuales..."

En cuanto a las relaciones entre Hitler y Stalin, Vidal ha explicado que "fueron muy buenas desde unos días antes de estallar la II Guerra Mundial en virtud al pacto Mólotov- Ribbentrop que fue ideal para ambos". Para Hitler "porque sabía que no tendría de momento una guerra en dos frentes, porque iba a poder invadir Polonia impunemente y además recibiría materias primas de la Unión Soviética; para Stalin era ideal porque se iba a quedar un tercio de Polonia, se podría extender por Europa del este y se quedaría con las naciones bálticas".

Por tanto, para César Vidal fue "un gran acuerdo entre los dos dictadores que estuvo vigente hasta que en julio de 1941 Hitler invadió la URSS". En aquel momento, "de manera reveladora, los partidos comunistas que había en occidente decidieron que Hitler era malo, durante el tiempo que el pacto estuvo vigente esos mismos partidos insistieron en no ayudar al esfuerzo de guerra, por ejemplo en Francia".

Julio García: Si el objetivo del Régimen Nacionalsocialista Alemán era el exterminio masivo de judíos, no comprendo para qué crearon los llamados campos de concentración. ¿Para qué finalidad los mantenían vivos en vez de ejecutarlos directamente? ¿No les habría sido más sencillo ejecutarlos con arma de fuego en vez de crear un complejo sistema de campos de concentración?

César Vidal ha matizado que "en primer lugar el sistema de campos de concentración no se crea para los judíos, sino a imitación del Gulag soviético para controlar al conjunto de la población". De hecho, "inicialmente los que van a parar a los campos de concentración son delincuentes comunes y adversarios políticos como demócratas, sindicalistas..."

Vidal ha dividido en cinco las fases por las que pasan los judíos en manos del Tercer Reich. "La primera comprende desde el 33 al 38 y es una fase de discriminación legal creciente, que tiene como punto jurídico más importante las leyes de Núremberg del 35 que convierten a los judíos en ciudadanos de segunda".

"Esas leyes no tuvieron apenas resistencia por parte de los judíos porque pensaron que era volver al siglo XVIII, por lo menos sabemos dóndes estamos, es decir, un médico judío no puede atender a un paciente alemán, un maestro judío no puede enseñar a un niño ario... pero no hay más y en algún momento Hitler desaparecerá".

Sin embargo en "la segunda fase, desde el 38 al 39, con la entrada en Austria llega la deportación, están discriminados pero molestan, si se marcharan sería mejor". De esa forma, "hay una política orientada al exilio y se dictan para ello leyes de arianización que les privan de todos sus bienes". Aun así, ha aclarado Vidal, "no se marchan muchos porque nadie pensaba en las cámaras de gas".

Vidal ha recordado que "el holocausto lo vemos ahora cuando ha acabado la película, pero para la población judía la idea era que los alemanes eran el pueblo más culto de Europa, cosa que era cierta, y que estaban viviendo su primer siglo de oro después del siglo de oro del Sefarad, que también era cierto". A lo que hay que sumar que "tenían la certeza de que ellos eran alemanes mientras Hitler era austríaco, y pensaban que sería un fenómeno pasajero".

"La tercera fase comienza con el inicio de la guerra, la confinación en los guetos". Vidal ha señalado que "la documentación indica que inicialmente los nazis pensaban que la gente se moría en los guetos, pero aunque lo hacían de una forma extraordinaria no lo suficientemente deprisa".

Por ello llegaron a "la cuarta fase con los fusilamientos en masa a partir de 1941 con la invasión de la URSS". Vidal ha asegurado que "entre junio y diciembre del 41 se fusilaron a más de 900.000 personas, pero aun así seguían sin morir lo suficientemente rápido".

Finalmente llegamos a la quinta fase, los campos de exterminio". César Vidal ha indicado que "originalmente son los campos de la operación Reinhard: Belzec, Treblinka, Sobibor y Majdanek donde a la gente se la gaseaba nada más llegar salvo a un pequeño número de reclusos que mantenían vivos para mantener el funcionamiento del campo".

"Estos campos desaparecen en el año 43 porque estaban en Polonia y el ejército soviético seguía avanzando, de esa forma se crea el gran campo de exterminio, Auschwitz, que originalmente había sido planeado para el trabajo esclavo".

En Auschwitz "llegan las últimas deportaciones de la guerra: Rumanía, Hungría... y se gaseaba a gran parte de las personas nada más llegar tras una selección inicial". Había otra parte "a la que no mataban inmediatamente porque la utilizaban para el trabajo esclavo". Un trabajo en el que no aguantaban vivos más de 3 meses.

Por último Vidal ha subrayado que "los nacionalsocialistas no inventaron casi nada, germanizaron el modelo soviético de matar". Para los fusilamientos "emplearon el sistema que los comunistas usaron en Paracuellos: grandes zanjas y a la gente se le ametrallaba para que cayeran a éstas".

Canción: Leach Haye, Jerusalén de oro, "una versión muy especial porque está interpretada en español".

Bibliografía recomendada

  • Título: Paracuellos-Katyn
  • Autor: César Vidal
  • Editorial: Libros Libres, 2005, Madrid
  • Título: ASESINATO EN EL KIBBUTZ
  • Autor: BATYA GUR

Puede plantear sus dudas en historia@eslamanana.com o en el teléfono 91 409 05 03.

En esRadio

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 27 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco