Menú

Gil Lázaro: "Que Rubalcaba y Zapatero son la X del faisán es evidente"

El portavoz de interior del PP en el Congreso, Ignacio Gil Lázaro, ha dado algunas claves del caso del chivatazo en Sin Complejos, de esRadio.

0
Entrevista de Luis del Pino a Ignacio Gil Lázaro Sin Complejos

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El caso del chivatazo del Bar Faisán no hubiera sido posible sin el conocimiento de Rubalcaba y Camacho de la operación preparada para evitar las detenciones de la red de extorsión de ETA. Esta es la principal conclusión de Ignacio Gil Lázaro –uno de los portavoces del PP en el Congreso de los diputados en la Comisión de Interior-.

En cuanto a las excusas del entorno del exministro Rubalcaba en relación a que el chivatazo se produjo muy poco tiempo después de que llegara al Ministerio del Interior, Gil Lázaro está convencido de que el ahora candidato socialista a La Moncloa ya pilotaba entonces las negociaciones con ETA.

En cualquier caso, señala que "en un mes hay tiempo suficiente para hacer las cosas bien o mal. El chivatazo es imposible sin que el ministro lo supiera". Además, insinúa que la operación de detención del aparato de extorsión de ETA se frenó debido a que, entre los detenidos, estaría Gorka Aguirre, del PNV. Zapatero iba a recibir en Moncloa días después a Josu Jon Imaz para granjearse el apoyo del PNV a su negociación política con la banda terrorista. Y esa reunión se vería salpicada por la detención de Aguirre. Este es uno de los motivos del chivatazo, según Gil Lázaro.

Para Gil Lázaro, la actuación del Juez Ruz debe "reconfortar a todos". Más aún, seguía Gil Lázaro, "cuando conocemos tantos y tan lamentables episodios" en la Justicia española.

Para el diputado popular "Rubalcaba debería haber comparecido ante la sociedad española, pedir perdón e irse a su casa. ¿Y qué decir del actual ministro?".

En este sentido, Gil Lázaro dice que es evidente que "Rubalcaba y Zapatero son la ‘X’ del caso Faisán". Además, recuerda que Rubalcaba "primero negó los hechos, luego hizo guasas. Quizá pensó –sigue Gil Lázaro- que todos los políticos son obsesos de la imagen y creía que si me presentaba a mí como un loco me retiraría", pero "mi imagen siempre me ha importado un soberano pito", enfatizó el diputado popular.

En esRadio

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD