'es la noche de césar'

Un perito del 11-M confiesa que "nunca" dejó de tener una "sensación de engaño"

Dos de los peritos independientes del 11-M llamados a analizar las escasas muestras del atentado han estado en Es la Noche de César de esRadio.

ESRADIO

Carlos Romero y Jesús Guardiola, que recientemente publicaron un artículo en LD sobre el hallazgo del foco de explosión que ellos no tuvieron la oportunidad de analizar, han recordado en Es la Noche de César cómo fue trabajar en el juicio con 23 muestras de los atentados, "la mayor de las cuales era de una décima de gramo".

Según han contado, ante la misión de analizar durante el juicio los restos del 11M para tratar de concretar el tipo de explosivo que estalló, sintieron en un principio "ilusión", pero muy pronto se sintieron "decepcionados". Las muestras, recordaron, eran "a todas luces insuficientes" para llegar a resultados claros. Como contaron en LD, pidieron más, pero el director de la pericia les dijo que "no había más" y que los restos "se habían fundido en un alto horno de Vizcaya". Lo cierto es que un foco de explosión estaba oculto en un cobertizo de Madrid.

Los peritos han destacado durante la entrevista que les sorprendió "la dejadez en la falta de custodia" y la "desaparición" de los restos. Uno de ellos, Carlos Romero, ha explicado cómo durante la pericia "nunca" dejó "de tener sensación de engaño, de que me estaban tomando el pelo". Un "engaño profesional", ha resumido, e "impotencia" ante la incapacidad de trabajar con más material.

Tras reiterar que con los datos que lograron extraer "se excluye totalmente" que en El Pozo explotara Goma 2 Eco, han explicado que con los restos hallados por LD ya no "se puede saber mucho". A nivel químico, el hecho de que estuvieran a la intemperie hace que muchas sustancias se hayan volatilizado. A nivel visual, Guardiola sí ha apuntado que un examen podría aportar datos, puesto que el "tipo de corte sí es característico" de cada explosivo.

Acceda a los 1 comentarios guardadosClick aquí