Menú

Sánchez Dragó: "El País, siempre que ha hablado de mí, ha mentido"

Fernando Sánchez Dragó ha estado En Casa de Herrero respondiendo a la noticia que publicaba ayer El País sobre un pasaje en su libro Dios los cría... El diario de Prisa apuntaba que Dragó se acostó con dos menores. El escritor y periodista ha dicho que jamás lo hizo.

LIBERTAD DIGITAL - ESRADIO
0

El diario El País publicó este martes una noticia bajo el titular "Sánchez Dragó reconoce en su último libro haberse acostado con dos niñas de trece años". Aludía a un pasaje de la obra "Dios los cría...", basada en conversaciones de Dragó con Albert Boadella, en la que el escritor se refería a un encuentro con unas estudiantes japonesas en 1967.

El escritor ha estado En Casa de Herrero para hablar de la noticia y de lo que él quiso decir en el libro. Calificó la polémica de "nimiedad" y "episodio insignificante de esa policía del pensamiento" que se está desarrollando en España "para convencer de que hace falta una sociedad de control, donde todos estemos vigilados".

Contestando al titular del diario de Prisa, Dragó ha respondido que no se acostó "con esas dos menores" y que se trató de "un escarceo de lo más inocente". "No he tenido la más mínima relación sexual con menores de edad", ha insistido antes de explicar el sentido del pasaje de su obra, donde aparece la frase "mientras una se iba al váter, la otra se me trajinaba".

Dragó ha explicado que el libro estaba basado en conversaciones con Boadella y que en él se hablaba "como contamos las cosas los escritores, y más cuando estamos en la intimidad", con "lengua larga" y se ha remitido a la carta escrita este miércoles en El Mundo. Allí explica que el episodio consistió en un encuentro con unas estudiantes japonesas con las que se fue a tomar café:

"Es verdad que dos de las chicas coqueteaban conmigo y que lo hacían, aunque no durante todo el tiempo, turnándose en sus idas y venidas al lavabo. No sé por qué. Quizás para retocarse el maquillaje.

Sus amigos estaban delante, desperdigados por las cuatro mesas que allí había. Todo fue inocente y amistoso. Apenas hubo contacto físico: cogernos de la mano, mirarnos a los ojos, algún beso furtivo en la mejilla.."

En Casa de Herrero, Fernández Dragó ha arremetido contra El País, que "siempre ha mentido" cuando ha hablado de él, "pocas veces, porque aplica conmigo la ley del silencio". Cuando Luis Herrero le ha recordado que pese a su matización él ha quedado "en la hemeroteca como un pederasta", Dragó ha apuntado que las etiquetas caen" y ha manifestado su deseo de que ocurra como en Japón, donde se dice que "todo se olvida en cinco meses".

Insistiendo en la polémica, Dragó ha afirmado que "los escritores siempre han sido perseguidos por la sociedad bienpensante" y que entre sus deberes está "decir cosas que a los demás no nos dejan decir". En su carta de El Mundo, insiste en que quienes han citado sus palabras han ignorado el contexto y "la ironía" de la frase en la que apuntaba a un delito ya prescrito al revelar lo ocurrido. También se disculpaba por "si a alguien que no sea un chacal, sino una persona decente, ha ofendido mi comentario". El suceso, apuntaba, ya había sido referido por él "en infinidad de conversaciones privadas" y "entrevistas públicas" y "nunca generó reproche alguno. Sólo risas".

En esRadio

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 17 comentarios guardados

    Servicios