Menú

Galicia

La información de Galicia comienza de lunes a viernes con el repaso a las noticias más destacadas en horario de 6:54 a 7:00 y de 7:50 a 8:00 con las desconexiones de los servicios informativos que dirige y presenta Maite Garrido y Sandra Fares.

De lunes a viernes, de 12:06 a 14:00 Es la Mañana en Galicia. Los contenidos del programa son muy variados, dando especial importancia a las noticias más destacadas de Galicia, con entrevistas de actualidad e información. Además, el magacín cuenta con destacados tertulianos que analizan y debaten sobre temas de interés para los gallegos de la mano de Ignacio Balboa. Los espacios de gastronomía, salud, belleza, nutrición, turismo, ocio, entretenimiento, los temas sociales y la participación de especialistas en medicina, derecho o del mundo de la cultura nos invitan cada día a escuchar una radio que informa y entretiene. Dirige y presenta Maite Garrido.

Correo electrónico: redaccion@esradiogalicia.fm

 

 

Delegación regional esRadio Galicia

Teléfono: +34 981 56 40 88
Correo electrónico: redaccion@esradiogalicia.fm

Teléfono: +34 981 56 40 88
Correo electrónico: publicidad@esradiogalicia.fm

Firmas gallegas de moda y costureras voluntarias unen sus fuerzas

Fabrican miles de mascarillas de tela

esRadio Galicia/Agencias
0
Fabrican miles de mascarillas de tela

En estos tiempos en los que el material de protección contra el coronavirus escasea para la población en general y debe priorizarse para su uso sanitario, un ejército de costureras voluntarias, unidas a distintas firmas gallegas de moda, han reorientado la inactividad del estado de alarma hacia la confección de miles de mascarillas de tela que han donado a ayuntamientos, asociaciones y particulares de la comunidad que deseen tener algún tipo de protección extra a la hora de salir a la calle o acudir a trabajar en este periodo.

La iniciativa, nacida por todo el territorio nacional junto con la epidemia de coronavirus, se dispersó pronto por Galicia, a iniciativa, sobre todo, de páginas en redes sociales de firmas gallegas de ropa que, además de producir sus mascarillas de tela, difundieron patrones para que cualquiera, con material y una máquina de coser en casa, pudiera reproducirlas.

Los colectivos no sanitarios pero que se ven obligados a trabajar de cara al público reclaman algún tipo de protección y, ante la escasez de mascarillas, los propios ayuntamientos y asociaciones se han sumado a este movimiento, pidiendo voluntarios que cosan mascarillas de tela para sus servicios esenciales.

Mucho antes de la declaración del estado de alarma, prácticamente con la llegada del coronavirus a España, la alta demanda de productos de desinfección como geles o alcohol, así como de mascarillas, agotaron las existencias en todas las farmacias, que colgaron carteles informativos aludiendo a la falta de estos productos.

Avanzada la pandemia, además, se ha priorizado el uso de mascarillas, tanto quirúrgicas como con filtro, para el personal sanitario o que realice trabajos de proximidad. Sin embargo, se hace muy difícil conseguirlas para algunos colectivos que deben trabajar en servicios esenciales, e incluso para población en general que prefiere salir a la calle con una de ellas.

Aún a pesar de su proliferación, desde distintas instancias recuerdan que las mascarillas de tela no tienen la efectividad de las quirúrgicas, FFP2 o FFP3, y llaman la atención sobre la necesidad de relativizar su uso para evitar una "falsa sensación de seguridad" que pueda, a la larga, incrementar la cifra de contagios por COVID-19.

Las firmas de moda fueron las pioneras en esta iniciativa. Llegada la situación de alarma y el confinamiento, y dado que muchas de ellas se vieron obligadas a reducir o cerrar su producción, decidieron reorientarla a la fabricación de este tipo de mascarillas de tela con sus propios materiales.

Este es el caso de la firma pontevedresa de ropa infantil Mekkdes, que fabrica en su taller unas 200 o 300 mascarillas diarias para reducir la exposición vírica de transportistas, farmacéuticos, taxistas, cuidadores de mayores o personal de supermercados; o de la Sociedad Textil Lonia, de Orense, que proporciona mascarillas no sanitarias para la industria alimentaria, además de fabricar batas sanitarias para el Sergas.

A este aprovisionamiento solidario de mascarillas de tela se han sumado también los talleres de Bien Bonito, de Poio, Chiqui Kids Shop, de Vigo, o Boneco Tolo, en Santiago, que ha proporcionado mascarillas para el asilo de San Marcos o el centro de Aspas en la ciudad, entre otros sitios.

El movimiento solidario ha llegado incluso a lugares más tradicionales, como la mercería La Moderna, de O Carballiño, que ha hecho un llamamiento a los particulares que participan en sus cursos de costura para que elaboren mascarillas que, posteriormente, se reparten entre los centros de mayores de la zona.

Las creadoras de Nicanora, otra firma propia de moda gallega, anunciaron a través de sus redes sociales su intención de reorientar su labor durante el periodo de alarma para fabricar, a quien lo pidiese, mascarillas de tela de forma altruista. Sin embargo, y con la intención de no saturar los servicios de paquetería, dieron un paso más allá, proporcionando un patrón para todas aquellas seguidoras que quisieran hacerlo en su casa con sus propios materiales.

Es la opción que ha tomado también una tienda compostelana, Xeitosa, que difunde en sus redes sociales el patrón para que cualquiera pueda fabricarse una de estas mascarillas en casa.

Tanto particulares como pequeños grupos y asociaciones se han lanzado en los últimos días por toda la comunidad a confeccionar estas mascarillas, bien a requerimiento de entidades o ayuntamientos o bien a título personal, para vecinos o familiares.

Es el caso de una vecina de Redondela (Pontevedra) que, desde su casa, ha elaborado ya más de un centenar de mascarillas de doble tela de algodón para vecinos que necesitan protegerse, así como para el Hospital Povisa y para el Álvaro Cunqueiro, en Vigo.

Al inicio, la mujer las elaboraba con el material sobrante que tenía por su casa, pero ahora, según ha explicado, ha comenzado ya a recibir donaciones de vecinos, que les facilitan telas o sábanas viejas para poder continuar con esta cadena de solidaridad.

Del mismo modo, varios municipios han solicitado a costureras y vecinos aficionados a la costura en general la elaboración de este tipo de mascarillas para proporcionar a trabajadores de los servicios municipales y entidades sociales, además de otros colectivos.

El primero de ellos fue el de Sanxenxo (Pontevedra), donde los integrantes de la Escuela Rincón del Arte se organizaron para suministrar al ayuntamiento mascarillas para los servicios municipales y para donar a vecinos que las necesitasen. Por el momento, según fuentes municipales, ya superan las 3.000 repartidas y siguen trabajando en ellas.

Por su parte, el ayuntamiento pontevedrés de Valga encargó la semana pasada a una modista local la confección de mascarillas de protección para vecinos que lo necesiten, así como trabajadores municipales. Las piezas, de las que ya se entregó la primera remesa este jueves, están siendo repartidas por los servicios sociales.

Del mismo modo, el municipio coruñés de Val do Dubra solicitó hace poco más de una semana en sus redes sociales voluntarios para confeccionar mascarillas de tela. La respuesta fue abrumadora y, según han confirmado, en estos momentos ya se han recibido más de 2.000 de estos elementos que están siendo repartidos según las necesidades que manifiestan los vecinos.

En esRadio

    0
    comentarios

    Servicios