Menú

Los Toros: Federico y Amorós, al alimón. La torería de Morante y la maestría de El Juli salvan la tarde

Federico y Andrés Amorós comentan la corrida de Alcurrucén con Morante de La Puebla, El Juli y Tomás Rufo.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

al-alimon-cover-sanisidro.jpg

Federico Jiménez Losantos y Andrés Amorós han comentado en su sección Al Alimón en Es la Mañana de esRadio la octava de San Isidro 2023 en la que se lidiaron toros de Alcurrucén para Morante de La Puebla, El Juli y Tomás Rufo. El cronista ha dicho que "por fin Madrid vio algo de Morante. Lo que pasa es que el rabo de Sevilla ha creado un clima de expectación y un mito que ya que se lleva al extremo". Ha explicado que "unos van a la plaza diciendo que es un cuentista, otros que va a repetir el rabo y otros que dicen que es el como el más grande torero de la historia, es el Dios".

Amorós ha indicado que "hubo toros de Alcurrucén del encaste Núñez que en general salieron mansos, un poco flojos, pero de un fondo bastante noble". "El primero fue un manso total y Morante nada de nada, exctamente igual que el día anterior. El cuarto, que parecía poquita cosa, El Juli le hizo un quite por chicuelinas y ya salió Morante a contestar". Ha destacado que "fue algo verdaderamente curioso de ver porque sólo ver que Morante iba hacia el toro" desató "la locura". El genio de La Puebla "dio unas poquitas verónicas, muy buenas, y luego una faena primorosa con mucha torería a un toro que se apagó prontísimo. No redondeó la faena, no mató bien, pero la gente ya se fue feliz porque ya había entrevisto el milagro que estaba esperando".

Sobre las dos faenas de Julián López El Juli ha contado que "con dos toros mansos dio dos lecciones de técnica y de poderío. Lo que hizo con toros parecía que no servían para nada" fue "ir sacándoles muletazos uno a uno cruzándose al pitón contrario con mucho mando y mucha suavidad. Hubiera sido clarísimamente una oreja de cada toro, la Puerta Grande, pero pasó lo de muchas tardes: que El Juli tiene un problema con la espada. Mata muy mal con su habitual salto y todo quedó sin trofeos, pero dejó una sensación de maestro".

Andrés Amorós ha señalado que "lo más polémico sucedió con Tomás Rufo. Le tocó el único toro de verdad bravo y encastado, el 3º que se llamaba Pocaprisas y que será candidato al premio". Y ocurrió "algo muy típico de Madrid" que "la gente se puso de parte del toro frente al torero". Tomás Rufo "empezó muy bien, parecía que iba a ser una gran faena, pero luego el toro empezó a protestar, el se embarulló un poco, la gente ya no le hizo caso y además falló con la espada". "Es decir", ha resumido el cronista, Tomás Rufo "dio, esta es la realidad, un paso atrás, no adelante. Pero seguimos creyendo en él ya que es uno de los jóvenes más prometedores".

El regreso a Madrid de Sebastian Castella

En la corrida que abre el segundo fin de semana de la Feria de San Isidro 2023 es "otra corrida de figuras de tono distinto" con "toros de Jandilla, que no están en el mejor momento". La lidian Sebastian Castella "que reapareció dignamente en Sevilla", con Manzanares que "no está en su mejor momento"; y con "Aguado que está en muy mal momento". "Lo cual quiere decir que los dos, que son buenos toreros, necesitan reaccionar y tienen la oportunidad en San Isidro para comprobar si reaccionan o si siguen en un momento gris", ha destacado.

Federico sobre la situación de Manzanares ha dicho que "ya se le vio en Sevilla" y espera que "los Jandillas salen zapatillas, pero cariñosos. Es este encaste blandito para las figuras que el problema es que enseguida se vienen abajo". "Han tenido una etapa muy buena, pero ahora no está tampoco en la mejor", ha finalizado Amorós.

Temas