Menú

'La noche de Dieter' desmonta una a una las mentiras de Irene Montero y Yolanda Díaz sobre los okupas

Dieter Brandau analiza junto a Luis del Pino y Ricardo Bravo, portavoz de la Plataforma de Afectados por la Okupación, la situación de los afectados

La Noche de Dieter

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La okupación es un problema que preocupa a los españoles a pesar que desde una parte del Gobierno se niegue o se diga que lo provocan los fondos buitres, los grandes tenedores o las entidades financieras y los precios abusivos de los alquileres y las subidas de los precios de las hipotecas de tipo variable que abocan a las familias a tener que usurpar una vivienda que no es suya.

Según los datos oficiales publicados por el Ministerio del Interior, en el año 2021 se registraron 17.200 okupaciones, sin contar con el nuevo fenómeno que se está produciendo de los inquiokupas, inquilinos morosos que no pagan su renta al propietario y se quedan en la vivienda. Un fenómeno que desde la Plataforma de Afectados por la Okupación aseguran que corresponde al 80% de los afectados. "Un fenómeno auspiciado por el Real Decreto Antidesahucios que está haciendo que pequeños propietarios víctimas de la okupación están manteniendo a sus verdugos, que son los que les están haciendo gastar los ahorros de los suministros, tener que pagar la hipoteca cuando está viviendo otra gente dentro y todos estos datos no aparecen recogidos en ningún sitios", lamenta el portavoz Ricardo Bravo.

Desde el programa Es la Noche de Dieter se han encargado de desmontar una a una las mentiras de las ministras Irene Montero y Yolanda Díaz sobre los okupas junto al portavoz de la PAO.

Tras escuchar el testimonio de los afectados que se quejan de ser el escudo social de un Gobierno que dice que es un problema que no existe y que se lo ha inventado la derecha, Ricardo Bravo ha dicho que "cuando un cargo público está negando la realidad de tantas familias que están viviendo un verdadero calvario nos hace reaccionar de forma que no debemos porque nos exalta que nos nieguen o que intente derivar hacia otra cosa que es más política que social".

Sobre la modificación en la ley anunciada por la parte socialista del Gobierno para solucionar el problema de los okupas, ha dicho que fue una sorpresa porque se reunieron un día antes con el secretario general del PSOE de Madrid y no les había dicho nada por lo que califica la medida de "más electoralista que funcional y que leyendo la letra pequeña vuelven a aparecer las familias vulnerables, que entendemos que necesitan recursos pero volvemos a repetir que si no se los pone el Gobierno no se los tiene que poner ningún pequeño propietario, es una responsabilidad del Gobierno buscar esos recursos". Por lo tanto, añade que como mucho va a suponer un porcentaje del 20-30% de lucha contra la okupación o de acción directa para evitarla, "totalmente insuficiente".

"Desde el punto de vista de la plataforma sólo hay un motivo para la existencia de la inquiokupación, siempre ha existido y ha sido residual, pero ha sido tras la aprobación de los decretos antidesahucios y sus prórrogas lo que ha aumentado exponencialmente la inquiokupación", lamenta el portavoz. "Porque es una ley que permite no pagar el alquiler y los suministros sine die", añade.

Bravo dice que "tenemos que agradecer a programas como el de La Noche de Dieter y medios cercanos podemos hacer contrarréplica ya que hace unos meses se nos seguía considerando como bulos y alarma social". Asegura también que "es verdad que hemos luchado mucho y hay muchísima gente detrás intentando moverse y poniéndose en contacto con diferentes cargos públicos de ayuntamientos y que por mucho que digan dos ministras la realidad se impone y se va a imponer más todavía. E independientemente de lo que digan vamos a luchar por nuestros derechos, que tienen que aparecer por algún lado porque somos ciudadanos que vivimos en un país democrático, de derecho, y es ese derecho el que estamos buscando".

"Se piensa que cuando uno recupera la vivienda se acaba el problema pero lo que te dejan es tremendo, la deuda que acarrea de la que nadie se hace responsable y que por ley hemos tenido que asumir. Es tremendo la cantidad de daño emocional y psicológico que se nos queda de descrédito con este estado de derecho que no encontramos por ningún lado. Es tremendo la cantidad de secuelas físicas que llegamos a tener, como trastornos del sueño, alguna parálisis, y eso queda ahí y nadie se hace cargo de ello. Es un problema que nos ha venido sobrevenido sin haberlo elegido, a veces impuesto, y nadie se hace responsable. Y cuando recuperamos parece que la idea de triunfo tiene que abordar nuestra vida y no es así porque seguimos en la misma depresión acarreando los daños, los destrozos, el daño psicológico. Sinceramente es un proceso durísimo tanto en la modalidad de allanamiento, como en usurpación como en inquiokupación. Y realmente necesitamos ayuda, la estamos pidiendo a todas las administraciones y nadie todavía ha creado ni una sola medida para que podamos revertir alguna de las consecuencias que tiene la okupación sobre nuestras vidas", ha sentenciado.

Temas