Menú

En Clave Rural: El verano más cálido y seco de la historia

María Santos comenta toda la actualidad del sector primario centrada en la grave sequía que sufre España.

En Clave Rural

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Muy buenos días, bienvenidos un sábado más a En Clave Rural. A esta hora tan tempranera estamos ya listos para repasar con todos ustedes la actualidad agropecuaria de la semana.

Así casi sin darnos cuenta, de ola de calor en ola de calor nos hemos plantado ya en el 20 de agosto del que ya empieza a posicionarse como el verano más cálido y seco de la historia. Y parece que al lorenzo aún le queda carrete porque este fin de semana se vuelven a encender los avisos amarillos por altas temperaturas en buena parte del país.

Un calor sofocante que viene acompañado de uno de los ciclos más secos que se recuerdan, acercándose a la terrible sequía de 1995 y es que con la excepción húmeda de 2018, venimos sufriendo desde 2013 un ciclo seco meteorológico que es el que nos ha llevado hasta la situación hidrológica actual, absolutamente descorazonadora con una reserva de agua por debajo del 38% de su capacidad para almacenar recursos hídricos.

Ayer mismo el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, el mismo que criminaliza y culpa al regadío de esquilmar el agua y ser el causante de la sequía y las restricciones, reunía a la Mesa del Ciclo Urbano del Agua para analizar la situación y anticipar la manera de que el suministro de agua potable para consumo humano quede cubierta y priorizada por encima del cualquier otro uso.

Lo cierto es que el clima está cambiando y los modelos climáticos ya no dan respuestas ni permiten anticiparse, ya no llueve ni tanto ni cómo antes. Cuándo lo hace lo hace en forma torrencial de manera que ni los suelos absorben el agua de lluvia ni los ríos y acuíferos la recogen, la escorrentía la lleva directamente al mar donde la preciada agua dulce se diluye en el inmenso océano con todo lo que arrastra.

Y esto no es nuevo, la orografía de nuestra península es de sobra conocida y ya romanos, musulmanes y cuantas civilizaciones ocuparon la piel de toro se valieron de infraestructuras hidráulicas para dar de beber a los ciudadanos y producir alimentos

De hecho en España existen 1.225 grandes presas, lo que nos convierte en el quinto país con mayor número de este tipo de infraestructuras y el primero de la Unión Europea.

Nuestro país se caracteriza por tener un clima mediterráneo, lo que hace que los veranos sean secos y calurosos. Esta fue una de las causas por las que en España fuese necesario acumular agua en los periodos de mayores precipitaciones, en este caso, en otoño y primavera. Por ello, a mediados del siglo XX, se construyeron en torno al 60% de las presas con las que hoy cuenta el país.

Unas presas que se nos quedan cortas, porque España ha crecido en españoles y en producción industrial, incluida la agraria pese a que algunos ecologetas quieran acabar con ellas en su fanático intento por devolvernos a la cueva.

Nosotros hoy vamos a analizar el coste económico de la sequía, casi 9000 millones de euros e el conjunto de la Union Europea y, para variar, España el país que peor parado sale de este impacto. También de esa tendencia ideológica verde que no solo suprime 85 nuevos embalses previstos en los anteriores planes hidrológicos sino que quiere acabar con otras infraestructuras como los trasvases o las represas de los ríos.

Y cómo de enfadados están los regantes que niegan tajantemente ser culpables de la sequía y se reivindican como los mejores usuarios del agua, de la que convierten cada gota en alimento y gritan allí donde les quieran oír que sin regadíos solo hay estómagos vacíos.

Y como otra de las consecuencias de estos calores es que agosto se ha convertido ya en el mes que da el pistoletazo de arranque de las vendias en toda España nos vamos a acercar a Valencia donde ya están asumiento que la producción de uva de este viene con un recorte del 30%.

Y esta semana si les contamos cómo se prevé el desplazamiento de españoles, fundamentalmente andaluces, a la bien pagá, a la vendimia francesa en la que se espera que participen más de 8000 temporeros procedentes de España.

Y el producto de la semana, otra vez el huevo. Y dirán ustedes, pero vamos a ver si con la primera ola de calor ya nos contaron como manejar los huevos para evitar intoxicaciones, pues si, pero es que ahora que estamos en plenas vacaciones hay que saber que una de cada comidas que hacemos fuera de casa lleva huevo.

Un alimento muy arraigado en nuestra cultura gastronómica que cuenta con una penetración muy alta en los hogares españoles, y también es una de las principales elecciones cuando comemos fuera del hogar. Es accesible, nutritivo y versátil, gusta prácticamente a todo el mundo y se puede añadir a platos salados o dulces, fríos o calientes, y en diferentes formatos, así que sí otra vez nuestro producto de la semana.

Y como pueden comprobar volvemos a estar cargados de asuntos y como no queremos dejarnos ninguno en el tintero si nuestro director técnico está listo, nos ponemos manos a la obra.

Temas