Menú

TDND: Balance de Iván Martín de un curso muy movido en los mercados

El gestor de Magallanes Value Investors visita Tu Dinero Nunca Duerme y hace un balance de un curso que ha sido muy movido en los mercados.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Iván Martín, socio y director de Inversiones de Magallanes Value Investors, es uno de los gestores más conocidos de España. Esta semana ha vuelto a Tu Dinero Nunca Duerme para explicar por qué cree que estamos ante uno de los mejores momentos de las últimas décadas para la conocida como "gestión activa". Eso sí, no toda gestión activa vale, porque escoger acciones te puede llevar al éxito de ser el nuevo Peter Lynch o al fracaso del que se equivoca y no logra ni siquiera alcanzar al índice.

"Para la gestión activa auténtica, la paciencia paga. No así para la falsa gestión activa, que cada vez es más habitual. Siempre discutimos entre el activo y el pasivo, pero se nos escapa el gran beneficiado oculto, que es aquel que con poca creación de valor, se está llevando una parte muy sustancial del pastel. Yo no lo llamo ni activa ni pasiva, sino gestión destructiva". Hablamos de muchos fondos de bancos, compañías de seguro o grandes gestoras, que ni siquiera en estos meses tan complicados están pudiendo batir a los índices. Porque Martín cree que la gestión activa y la pasiva "son compatibles"... pero hay que "desenmascarar" esa tercera vía tan tramposa.

En este 2022 tan complicado, el debate que nos plantea el gestor de Magallanes está de total actualidad. En este sentido, Martín nos recuerda que para la gestión activa verdadera, la última década ha sido un reto, porque en los buenos años de la Bolsa (EN los mercados alcistas) es complicado batir al índice. Parece contradictorio, pero su momento llega cuando aparecen los números rojos: "[La Bolsa alcista] es complicada para el gestor activo, que por definición no puede seguir al índice. Pero cuando llegan las caídas, es cuando la paciencia paga y aparece la recompensa".

Tras unos meses muy buenos para el value, muchos podrían pensar que ya se han perdido lo mejor. Pero Martín cree que todavía hay mucho margen y que en los próximos años veremos cómo se acentúa la diferencia entre los value y sus índices: "Hay una parte [de corrección] que ya se ha producido. Pero no llega ni a la mitad". Además, en su opinión esas valoraciones que no se sostienen siguen ahí tanto para bien como para mal: "En la parte growth, hay todavía mucho sector, compañía, geografía... que en mi opinión siguen teniendo valoraciones estratosféricas. Algunos dicen que el growth es el nuevo value, pero se puede convertir en el growth-trap.

Esto puede durar una década. Pero en la parte de las compañías de valor, también hay potencial de subida. Creo que estamos en la primera etapa de la corrección [entre el value y el growth]. No está hecho y creo que puede quedar más. Una pista de esto nos la puede dar el ciclo de tipos de interés. Es una de las referencias que me hace estar más seguro de que esto está empezando y puede ser la palanca que haga que aquello que se benefició y aquello a lo que perjudicó los tipos cero reviertan su comportamiento de forma consistente".