Menú

¿Cómo ganar dinero con el gas? La tormenta perfecta de su precio empezó antes de la guerra

¡Gas! ¿Será ésta la inversión de la década? El experto inversor Adrián Godás nos desarrolla la tesis de inversión del momento.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Nuevo capítulo del podcast nativo de Libertad Digital y esRadio sobre inversiones, hermano menor de Tu Dinero Nunca Duerme en el que hablamos de tú a tú con grandes inversores sobre asuntos polémicos u oportunidades de inversión absolutamente únicas. Después de analizar algunas compañías que podrían verse beneficiadas por la invasión de Putin, y descubrir la que algunos consideran la inversión de la década, con el uranio, el equipo de Tu Dinero La Gran Apuesta llama al inversor Adrián Godás, fundador de Godas Research, miembro activo de la comunidad de inversores y conocido podcaster de Value Investing FM para contarnos una de sus tesis de inversión más importantes: el gas.

El gas como materia prima tiene un sentido, pero también lo tiene como palanca de crecimiento de algunas de las industrias y compañías que crecen con él.

Lo primero que hace Godás es desarmar la gran mentira que se nos cuenta a diario desde el Gobierno: "El precio del gas disparado no viene con la guerra. Es mentira, ya venía de antes", afirma. A partir de aquí, nos ofrece un recital de datos que construyen todas las palancas que han disparado el precio del gas en el último año.

Uno de los motivos de este comportamiento es que en los últimos 10 años Europa ha reducido su producción de gas en más de un 40%, dejando los inventarios en mínimos. Al mismo tiempo, dice Godás, el gas licuado se acaparaba en Asia y sólo posteriormente comenzaron las tensiones en Rusia.

Pero antes de que estallara la guerra, el gas ya había pasado de los 20 euros el mw/h a más de 100. "Y porque hemos tenido un invierno muy cálido, que si no hubiéramos visto precios todavía más altos", decía Adrián.

Otra característica que tiene esta materia prima es la fuerte diferencia entre el mercado americano y el europeo. "Las diferencias de precios son muy exageradas y en Europa el gas es cinco veces más caro que en EEUU", donde se apostó por extraer esta materia prima, por ejemplo, a través del fracking, tienen una fuerte producción de gas, frente a Europa, donde se ha reducido esa producción y aumentado nuestra dependencia de países limítrofes.

A partir de aquí, el análisis de Godás pasa por describir algunas compañías cuya valoración está por debajo de su potencial con unos precios del gas en los niveles que estamos viendo.

Temas