Menú

José Luis López-Linares habla de su documental 'España, la primera globalización'

El documental España, la primera globalización de López-Linares desmonta la leyenda negra española, “propaganda contra el imperio más luminoso".

Es Cine

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Al oír nombres como Legazpi o Núñez de Balboa muchos pensarán automáticamente en estaciones del Metro de Madrid sin saber que reciben el nombre de personas que protagonizaron fragmentos de una historia de España que algunos están empeñados en condenar. Una condena que viene por un sentimiento de vergüenza. Ese fue el detonante para que José Luis López-Linares, un cineasta con tres Premios Goya en su estantería, dijera basta e idease un documental que lleva por título España, la primera globalización. "Nace del hartazgo de ver las cosas que se contaban de la historia de España y esto de pedir perdón por cosas ocurridas hace 500 años", cuenta el director a Es Cine

La idea le surge mientras "estaba leyendo el libro Imperiofobia y leyenda negra, de Elvira Roca Barea, y antes de acabarlo decidí hacer un documental sobre el tema". Lo primero era encontrar financiación, "no hemos recibido ninguna ayuda pública más allá de una de la Comunidad de Madrid de ayudas al desarrollo que nos permitió empezar". Lo siguiente fue idear una campaña de mecenazgo en la que colaboraron "muchos españoles que viven en el norte de Europa, EEUU o América latina y están hartos de soportar monsergas de que los españoles eran genocidas".

En España, la primera globalización José Luis López-Linares reúne a 39 historiadores junto a los que intenta desmontar las mentiras de la leyenda negra, algo que por desgracia está muy arraigado porque "es lo que recibimos en la educación desde el colegio a la universidad". El escritor Pedro Insua explica en el documental cómo "en los colegios de Galicia nos enseñaban que los Reyes Católicos eran el demonio". López-Linares pone la Armada Invencible como ejemplo de hasta qué punto tenemos interiorizada la leyenda negra. A cualquier persona que preguntes te sabrá responder qué fue la Armada Invencible, "sin embargo no sabrían decir qué país ganó aquella guerra".

La historia de la Armada Invencible "se ha contado de la misma manera absurda desde principios del siglo XX indistintamente de que hubiera monarquía, dictadura, repúblicas o democracia". Un episodio "anecdótico de nuestra historia ya que solo fue una derrota en una guerra que ganaron los españoles". Para López-Linares tiene sentido que "los ingleses se centren en esa parte de la historia olvidando sus derrotas" pero lo surrealista es que lo hagamos nosotros en esa misma dirección.

¿Tenemos que sentirnos avergonzados?

Tras una educación basada en la leyenda negra "todos salimos con una visión distorsionada y avergonzados de nuestros antepasados" cuando "tendría que ser al revés, el imperio español es el más luminoso que ha existido". Tanto que "Carlos I paró la conquista de América durante 5 años para analizar cómo lo estaban haciendo, a qué inglés se le hubiera ocurrido eso". 

Roca Barea explica en el documental que uno de los errores más habituales es juzgar la historia con los ojos del presente. Pero sólo la historia de España, la del resto de naciones se contextualizan en su época. Como ejemplo pone el monumento de "varios metros de altura de Juan Calvino (fundador del calvinismo)" en la ciudad de Ginebra. La historiadora recuerda que "el calvinismo en Ginebra provocó la muerte de 500 personas durante los 20 años que Calvino controló la ciudad, que por aquel entonces tenía 10.000 habitantes". Aún así, tiene un gran monumento. "Si a nosotros se nos ocurriera ponerle un monumento a Torquemada nos tendríamos que ir del país, es inconcebible en España pero totalmente concebible en Suiza". 

En esta línea y con cifras desmonta Jaime Contreras, catedrático emérito de Historia Moderna de la Universidad de Alcalá de Henares, la idea de la Inquisición como un tribunal completamente sanguinario. "En España entre 1540 y 1700 fueron condenadas a las hoguera unas 1.500 personas, la mitad en efigie, es decir, ya habían muerto".

Carmen Iglesias, directora de la Real Academia de la Historia de España, recuerda que "durante los siglos XVII y XVIII se quemaban brujas en Francia, Inglaterra y EEUU, pero de eso nadie habla". El número de brujas procesadas es abrumador. Durante esos 160 años en España son condenadas entre 150 y 200 mujeres. ¿Y en el resto de Europa? En ese mismo periodo de tiempo sólo en los territorios germánicos fueron ajusticiadas 25.000 llegando a las 100.000 en el resto de Europa. 

¿Quién conquistó América?

Si preguntamos a los alumnos quién conquistó México, algunos, otros no sabrán ni contestar, dirán que Hernán Cortés. Martín Ríos Saloma, profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México, explica que en gran medida fue Doña Marina, la hija de un noble de una de las tribus sometidas por los Aztecas la que guió a Cortés para entablar alianzas.

En esa línea se pronuncia también Marcelo Gullo, escritor y profesor de la Universidad de Rosario (Argentina), sobre cómo "todos los pueblos sometidos por los Aztecas se lanzan a los brazos de Cortés para liberarse de los sacrificios" y de esta forma "la conquista no la hace Cortés sino los indios". Ríos Saloma añade en el documental que "la conquista militar no la hacen los españoles sino los indígenas en nombre del Rey que conquistan a las tribus seminómadas del norte, son soldados del Rey". 

Y con América empezó todo. España se convirtió en un gran imperio cambiando la visión del mundo, poniendo continentes y océanos en su sitio, y sustituyendo  el calendario juliano por el actual. Los países que quedaban a su sombra no podían enfrentarse militarmente a España, cuenta López-Linares a esRadio, así que se lanzaron a "la mayor operación de marketing de la historia, la leyenda negra". 

¿Quién está detrás de la leyenda negra?

Para explicar el origen de la leyenda negra hay que contextualizar la época. España dominaba militar y comercialmente además de extender el catolicismo por todo el mundo. El escritor Ignacio Gómez de Liaño señala que "el catolicismo sería hoy una entelequia de no ser por España, la gran mayoría de fieles provienen de zonas conquistadas por España como son América y Filipinas". 

Lutero, el calvinismo o los príncipes germanos buscaban lo mismo, un cisma e independizarse de Roma. Tanto es así que la cabeza visible de la iglesia anglicana a día de hoy sigue siendo el monarca del Reino Unido, "es la unión de Iglesia y Estado, algo impensable en el catolicismo". Roca Barea señala en el documental que "Lutero fue un buen criado al servicio de esos príncipes alemanes, los grandes antagonistas del proyecto europeo de Carlos V". Lutero al final no es más que "nacionalismo germánico".

El hecho de que fuera un alemán el que inventase la imprenta permitió rápidamente su uso contra España. El problema, explica el director del documental, es algo muy presente en la actualidad, la renuncia a la batalla ideológica de una parte. "A España no le preocupaba mucho aquella propaganda porque tenía poderío militar y económico, lo contrarrestaban con estudios muy sesudos" pero "la labor de propaganda con imágenes era mucho más fácil de entender que un texto".

Muestra de cómo a día de hoy sigue la politización de la leyenda negra es que "las principales ONG en favor de los Mapuches están en Londres o Amsterdam, les interesa dividir a América latina" y por supuesto romper su unión indiscutible con España. "Si rompes algo grande en trocitos es mucho más fácil controlarlo", asegura el director, "la leyenda negra la usan hasta los separatistas". 

Éxito en los cines

En este artículo quedan fuera muchísimas cosas de la que habla el documental España, la primera globalización. Al igual que nuestra historia, es imposible resumirlo. Afortunadamente el documental está triunfando en los cines, siendo tras Venom: Habrá matanza la película que más recauda por copia, por encima de James Bond o Pedro Almodóvar. Esto quiere decir que cada sala en la que se proyecta España, la primera globalización hay más gente que en una donde proyecten Madres paralelas, por ejemplo. Tanto es el éxito que, cuenta el director a Es Cine, "ya se está proyectando en 15 cines de Cataluña cuando la primera semana de estreno no estaba en ninguno". 

Consulte aquí en qué cines puede ver España, la primera globalización