Menú

Kelugares: Así es Gibraltar, el destino más polémico y sorprendente de la península ibérica

Además de sus monos y de su teleférico, ¿cuánto sabes sobre El Peñón? Kelu Robles desvela los aspectos más atractivos de Gibraltar.

A Media Luz

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Refugios, pasadizos, túneles de la II Guerra Mundial, puentes colgantes, playas cristalinas, un dialecto muy spanglish y por supuesto, monos. Muchos monos. El Peñón conserva la reserva de simios en libertad más grande de Europa. Pero, ¿conocemos realmente Gibraltar como destino turístico? Kelu Robles entrevista a Gail Francis-Tiron, responsable de comunicación y marketing de la Oficina de Turismo de Gibraltar para aclarar algunas ideas sobre La Roca. 

Un dicho afirma que “allá donde se extiende el Imperio Británico, hace mal tiempo”. Y Gibraltar no supone una excepción a esa regla —o al menos no en su parte más alta—. La ciudad sí disfruta de un clima mediterráneo propio del sur de Europa, pero la mayoría de días del año, una boina gris acecha la cima del Upper Rock, aferrándose a lo british con todas sus fuerzas, como si no viviera bajo el mismo sol que los gaditanos de la Línea de la Concepción. Su altura —332 metros— y la condensación del agua del mar producen el choque de temperaturas que forma esa pequeña nube, responsable de la frondosidad de la Reserva Natural Protegida sobre la que se encuentra.  

¿Merece la pena visitar Gibraltar durante más de un día? 

No solo por las razones obvias relacionadas con su historia, también porque en menos de siete kilómetros cuadrados de superficie, Gibraltar alberga una poderosa naturaleza, protagonizada por espectaculares senderos y miradores. La mayoría de excursionistas prefieren ascender a los cielos gibraltareños en su famoso teleférico, sin embargo, descender los 18 kilómetros que distan de la cima hasta el Mediterranean Step supone descubrir mucho más: cuevas, flora endémica e incluso poder atisbar los cetáceos que recorren su costa. Escucha el podcast Kelugares para descubrir Gibraltar más allá de sus monos, sus cabinas rojas y sus black cabs —los famosos taxis ingleses—. 

 

 

Temas