Menú

Elia Rodríguez entrevista a Antonio Salas

Antonio Salas se ha infiltrado en grupos de extrema izquierda donde les enseñan a agredir a la policía.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Antonio Salas, controvertido periodista y autor de Diario de un Skin y El Palestino, ha relatado en Es la Mañana del Fin de Semana el tiempo que estuvo infiltrado en grupos de extrema izquierda en los que se enseñaba a los jóvenes a agredir a policías.

Durante esos meses que estuvo infiltrado afirma haber asistido a "talleres" donde se les enseñaba a fabricar cócteles molotov, se les instruía sobre cómo tenían que comportarse en las manifestaciones, a qué abogados debían de acudir y cómo actuar una vez eran detenidos. "Llegaban a instruirnos en clases de artes marciales donde nos enseñaban cuáles eran los puntos más frágiles de los antidisturbios y cómo rematarles en el suelo. Hay unos protocolos de actuación muy organizados". Ha relatado también cómo se preparaban "supuestas pancartas" que en realidad eran un escudo y unas lanzas que podían desmontarse y usarse durante las manifestaciones.

Durante la entrevista se ha referido a los grupos violentos que actuaron en el 22-M y que agredieron a 80 agentes de la policía y provocaron pérdidas materiales por un valor de más de 655.000 euros en Madrid: "Conozco a alguno de los policías agredidos y cuando les he preguntado, opinan que fueron sacrificados para así poder endurecer la Ley de Seguridad Ciudadana que se va a aprobar ahora".

El periodista ha hablado también sobre el origen de la financiación de sus investigaciones: "Mis libros son puro crowdfunding. Con ellos financio la investigación siguiente". Ha hablado también sobre la situación del periodismo actual, "el problema de la profesión es que las fuentes abiertas priman sobre el trabajo de campo. Wikipedia y Google se han convertido en el Dios omnipotente".