Menú

Psicología: Agorafobia

Federico y Silvia Jato entrevistan al psicólogo Rubén Casado sobre esta patología mental.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Cuando las personas sufren un pánico al intuir que se van lejos de su zona de protección, una certeza de muerte cercana o de que les va a ocurrir algo malo podemos estar ante un caso de agorafobia.

Como ha explicado Silvia Jato, junto a Federico Jiménez Losantos en la sección de Psicología de Es la Mañana..., la agorafobia "viene del griego ágora que significa plaza y el phobos que significa miedo". Esta enfermedad psicológica tiene cura y puede afectar a una de cada treinta personas en España.

El psicólogo clínico, fundador de la Asociación Madrileña de Agorafobia y autor del libro ¿Agoraqué?, Rubén Casado, ha explicado en qué consiste esta patología y cómo se puede tratar. Casado, que sufrió agorafobia cuando tenía 18 años, ha contado que "es un trastorno silencioso que es desconocido pero que aparece en mucha gente".

Las personas que lo sufren "creen que les puede suceder algo catastrófico" y para evitarlo "empiezan a desarrollar un comportamiento de evitación" de esa situación. Silvia Jato ha señalado que "se sienten agobiados y estresados" y ese sentimiento "va generando una sintomatología de pavor, enfermedad, taquicardia, sudores, temblores, hiperventilación, mareos, vértigos, náuseas o dolores en el pecho".

En su caso el psicólogo ha recordado que experimentó "una sensación de muerte inminente" junto a "otros síntomas como taquicardia, ahogamiento y un sentimiento de despersonalización". Lo que puede ocurrir en estos casos es "una ruptura con lo que ha conocido" que te deja "desarmado".

Miedo al miedo

Rubén Casado ha comentado que "se puede entender el miedo a algo racional" pero en este caso cuando se empieza a sufrir agorafobia se produce "un miedo muy desconocido" porque "aparece ante una sensación que no sabes muy bien lo que es".

Ese "miedo al miedo" puede provocar que una persona evite quedarse sola hasta 30 años y condicione toda su vida y su forma de actuar para evitar volver a tener ese pavor. Casado ha contado que las personas agorafóbicas ·intentan conseguir cualquier cosa para no volver a pasar por esa experiencia" y prefieren "limitar su vida".

La patología parte de "un vínculo con los otros" que "es fundamental" y a veces una ruptura o un cambio pueden "despertar esa sensación de vulnerabilidad". Rubén Casado ha añadido que "algunas personas tienen un entorno de seguridad que se han creado y es peligroso sacarlos de ahí".

La agorafobia tiene cura

Como muchas patologías sugestivas la agorafobia tiene solución. El psicólogo Rubén Casado, que es ejemplo de que tiene cura, ha contado que existen tratamientos "cognitivos conductuales" que apoyados por otras herramientas como "la hipnosis" ayudan a que una persona pueda dejar de ser agorafóbica.

La agorafobia afecta a muchas más mujeres que a hombres porque "tres cuartas partes son mujeres". Además se suele potenciar en personas que han estado bajo "patrones de seguridad durante un tiempo" aunque hay "cuestiones sociales", "factores genéticos y hormonales" y también "educacionales" que afectan.