Menú

Dieter Brandau entrevista al vicealcalde de Burgos

El vicealcalde de Burgos, Ángel Ibáñez, ha explicado los motivos por los que se han paralizado las obras de la calle Vitoria del barrio del Gamonal.

La Noche de Dieter

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El vicealcalde de Burgos y concejal de Fomento, Ángel Ibáñez, ha explicado en Es la Tarde los motivos que han llevado al alcalde de la ciudad Javier Lacalle a paralizar las obras en la calle Vitoria del barrio del Gamonal.

Ha contado que el pasado lunes "estaba preparado el dispositivo de seguridad para que pudieran entrar las máquinas en la obra" pero desde primerísima hora de la madrugada, grupos de personas irrumpieron dentro del recinto y se quedaron allí. Por motivos "que sobrepasan la responsabilidad y la capacidad municipal" no se pudo acceder a la obra y lo mismo "se repitió el martes" mientras "la tensión escalaba".

Ibáñez no ha querido plantearlo "en términos de quejas" porque tuvieron reuniones permanentes durante todo el fin de semana con Interior, "cuando se diseñó un operativo para garantizar la entrada de los trabajadores y de las máquinas al recinto" pero "por motivos que no puedo valorar, porque no es el ayuntamiento el responsable del operativo, las personas accedieron al recinto e impidieron la normalidad en el desarrollo de las obras tanto en el primer día como en el segundo". El vicealcalde ha afirmado que "a partir de ahí no es responsabilidad municipal poder garantizar la seguridad de las personas y los bienes de la obra".

El vicealcalde de Burgos ha señalado que "para evitar una desgracia se suspendieron momentáneamente las obras". Esa decisión es para "garantizar la convivencia en la ciudad" ha apuntado Ángel Ibáñez que ha dicho que esa escalada de tensión "estaba poniendo en riesgo a personas y bienes". Ibáñez ha recalcado: "No nos ha quedado más remedio que asumirlo y bajar la tensión".

Paz y tranquilidad

Ángel Ibáñez ha comentado que "se ha creado una sensación muy extraña" en Burgos y que muchos vecinos que antes apoyaban el bulevar de la calle Vitoria quieren que se paren las obras "porque no quieren estar envueltos en conflicto" y solo buscan "paz y tranquilidad".

Además ha señalado que muchos que han mostrado su apoyo a la reforma ahora "lo hacen en silencio" porque "han recibido amenazas, insultos y coacciones" lo que para Ángel Ibáñez "condiciona la opinión mayoritaria del barrio".