Menú

Dieter Brandau entrevista al policía que salvó a una persona en el metro

Dieter Brandau entrevista a Rubén Gutierrez, el policía que salvó a una persona en el metro de Madrid y que ha vuelto a salvar la vida de otra en Alicante.

La Noche de Dieter

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El subinspector del Cuerpo Nacional de Policía Rubén Gutiérrez, que el pasado mes de enero salvó a una mujer de ser arrollada por un tren del Metro de Madrid cuando perdió la consciencia y cayó a las vías, volvió a salvar el miércoles la vida de otra persona, esta vez la de una joven alicantina que se asfixiaba en las cercanías de la Comisaría Provincial de Alicante.

En una breve entrevista en Es la tarde de Dieter, el programa que dirige y presenta Dieter Brandau en esRadio, restó importancia a su actuación: "He tenido la suerte de que he estado cerca en dos intervenciones de este carácter y las dos se han resuelto favorablemente. Cientos de compañeros hacen intervenciones similares y no han tenido la suerte de que tengan esta repercusión en los medios".

El subinspector Gutiérrez, que se encuentra destinado en la comisaría de Elda-Petrer (Alicante) después de aprobar el examen a subinspector que preparaba en enero, explicó que por cuestiones "logísticas" tuvo que bajar hasta la principal instalación policial en Alicante capital y fue cuando abandonaba la misma, a bordo de un vehículo patrulla, cuando tuvo conocimiento de la nueva situación de emergencia a la que se enfrentaba.

"Al salir, hay una avenida. A unos 500/600 metros de comisaría, como iba en un vehículo con distintivos policiales, se me abalanza un señor pidiendo auxilio, porque al lado hay una chica desmayada, que se había asfixiado. Llamé a comisaría pidiendo una ambulancia para ese lugar y salí del coche hacia el portal", relató.

"Como me habían comentado que se había atragantado con algo de comida lo que se me ocurrió hacer es lo que te enseñan en los cursos de primeros auxilios. Le realicé la maniobra de Heimlich, pero al no ver reacción opté por el RCP. Cuando la coloqué en el suelo y le situé la cabeza para meterle los dedos en la boca para tratar de liberar la vía aérea, momento en el que la chica tosió levemente", continuó.

"Al ver esa reacción, le di un par de palmaditas en la cara y ya la chica abrió los ojos. La coloqué en posición de seguridad lateral, para evitar que se pudiese ahogar con vómitos o babas, y ya nada, a esperar a que llegase la ambulancia", concluyó el relato de los hechos.

Tras el relato de los hechos, explicó que horas después habló con la familia de la joven, que le explicó que a media tarde habían mandado a casa desde el hospital a la joven y que todo "había quedado en un susto".

"El subinspector Gutiérrez quiso reivindicar, a preguntas de Dieter Brandau, la labor existencial que desarrollan a diario los agentes del Cuerpo Nacional de Policía. Quiero reivindicar el carácter asistencial de la Policía. Normalmente somos los primeros en llegar porque estamos a en la calle, porque los Bomberos o los servicios sanitarios tienen que salir desde sus bases. Aunque sea sujetando una mano o dando apoyo moral, creo que ese trabajo es importante", concluyó.