Menú

Luis Herrero entrevista a Montserrat Gomendio

Luis Herrero entrevista a Montserrat Gomedio, Secretaria de Estado de Educación.

En casa de Herrero

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La secretaria de Estado de Educación, Montserrat Gomendio, se ha referido En Casa de Herrero, de esRadio, al día de huelga en la Enseñanza contra la LOMCE. Según Gomendio, pese a las quejas de los numerosos convocantes, durante la negociación de la ley se han encontrado "en una posición de inmovilismo total", con el planteamiento "de que no hace falta una reforma educativa". Una postura que, ha denunciado, se ha traducido en la ausencia de "propuestas alternativas más allá del mantenimiento de la LOE". Tras enumerar los motivos por los que desde el gobierno se ve necesaria una reforma, Gomendio ha insistido en que han estado "hablando con todos los sectores implicados" y como ejemplo, ha puesto el diálogo del verano, tras el cual se hizo una nueva propuesta.

Gomendio, que se ha quejado también de la postura de los grupos políticos y en particular del PSOE, ha dicho que consideran que la petición de diálogo al ministerio "no es real". "Todas las manifestaciones que he leído apuntan a que no hablarán si el Ministerio no retira antes la ley. Con posiciones tan radicales no estamos dispuestos a dialogar. Hay un aspecto que no negociamos, y es que no es necesario modificar la ley. No estamos dispuestos", ha dicho.

Además, Gomendio ha reiterado que en su opinión la protesta "tiene muy poco que ver con la LOMCE". "Está basada, fundamentalmente, en reclamaciones laborales que hacen en nombre de los docentes. Se habla de mejoras salariales, de menos horas de clase y de menos alumnos por profesor", ha apuntado antes de deecir que la reforma no tiene "nada que ver con esto". Según ha dicho, está pendiente de elaborar el Estatuto del profesor, donde se tratarán estas materias, y ha afirmado que "va a haber tiempo de debatir todo lo que quieran incluir".

Tras apuntar que, además, en esta huelga se habla de becas y tasas "que no tienen que ver con la reforma educativa", ha sentenciado que "la llamada a la huelga tiene una relación muy lejana con la LOMCE". "Lo que no podemos aceptar", ha reiterado, "es la postura del inmovilismo".