Menú

Juan Costa defiende su revolución verde: "Es posible un mundo mejor"

El diputado del PP Juan Costa ha hablado de su libro, y de cambio climático, con César Vidal. En "Es la noche de César", ha abogado por las energías renovables y un gobierno "global" capaz de deterner el, a su juicio, inevitable calentamiento global.

0
Entrevista de César a Juan Costa Es la Noche

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Autor de "La Revolución imparable", donde aboga por una economía "verde" para combatir el cambio climático, Juan Costa ha visitado los estudios de esRadio para defender sus teorías. Preguntado directamente por César Vidal sobre si realmente "nos vamos a ir al garete en diez años", Costa defendió que no era su intención "ser catastrofista". "Lo que hace el libro es abrir un camino. He pretendido demostrar que es posible un mundo mejor, que España puede participar en esa transformación del mundo y que hay un camino que nos puede permitir construir una economía que coopere más con el planeta", explicó..

Una de las propuestas que defiende es la "fiscalidad verde" porque, dijo, la naturaleza es "el activo más importante de una economía". En su opinión, "tiene mucha más lógica gravar el consumo abusivo del agua" y no exigir impuestos a trabajadores o pensionistas. También defendió que el IVA discrimine entre productos contaminantes y no contaminantes o gravar el consumo ineficiente de energía.

En cuanto al cambio climático, Costa aseguró que sí existe basándose en la concentración de gases invernadero en la atmósfera, relacionando su mayor presencia a una mayor temperatura. Cometiendo continuamente el error de confundir partes por millón por "partículas por millón", afirmó que es "una realidad" que a mayor concentración de CO2, mayor temperatura global. Olvidaba Costa las épocas en la historia de la Tierra en que dicha concentración ha sido mayor que en nuestros días y no se daba dicha correlación. Por ejemplo, en la Era Carbonífera, hace 359 millones de años, la concentración de dióxido de carbono era el doble que la actual y la temperatura era similar.

Preguntado por el Climategate, lo redujo a unos "emails" y a unos "comportamientos inaceptables" que, en su opinión, "no ponen en tela de juicio las concluisiones del IPCC". Para Costa, lo que se debería someter a una mayor confrontación son, precisamente, las voces científicas que denuncian que el cambio climático no existe.

Respecto a la energía, abogó por un mix energético que supusiera en un ochenta por ciento energía nuclear y renovables. Afirmó que "la energía eólica es viable comercialmente" y defendió, preguntado por las subvenciones, que en el caso de la fotovoltaica "el riesgo para el inversor debería existir". Sobre la nuclear, sostuvo que este tipo de energía "es uno de los pocos aliados para frenar un riesgo y una amenaza como el calentamiento global". Sí reconoció, a preguntas de César Vidal, que no siempre pensó así. "Emocionalmente puedo haberme sentido antinuclear", confesó.

También se refirió a la idea de la necesidad de un gobierno global. En su opinión, lo ideal sería un sistema "similar al G-20 pero más democrático y transparente" capaz de adoptar soluciones ante "problemas globales". "A alguien le puede parecer ingenuo, pero hace veinte años la tecnología móvil no existía", dijo Costa, antes de afirmar que "tenemos una responsabilidad y es imprescindible que la gente se siente en una mesa".

En esRadio

    0
    comentarios
    Acceda a los 10 comentarios guardados

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad