Menú

Tostadas de queso de cabra con huevos fritos y mejillones al grill

Andrea Tenuta nos trae un nuevo menú para reconquistar a nuestra pareja.

0
La Reconquista: Tostadas de queso de cabra En casa de Herrero

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Mejillones al grill

  • 500 g de mejillones limpios
  • 4 cucharadas de pan rallado
  • 3 cucharadas de queso parmesano rallado
  • 2 dientes de ajo picados
  • 2 cucharadas de perejil fresco picado
  • 1 cucharadas de aceite de oliva
  • Pimienta negra molida

Precaliente el grill del horno. Deseche los mejillones abiertos y coloque los mejillones cerrados en una cazuela grande. Vierta 3 cucharadas de agua, tape la cazuela y cueza a fuego vivo 5 minutos aproximadamente agitando la cazuela de vez en cuando hasta que los mejillones se abran.

Retire todos aquellos que no se hayan abierto. Abra los mejillones y retire la cascara superior. A continuación dispóngalos con la cascara inferior en una fuente para horno. Mezcle en un cuenco el pan rallado, el queso parmesano, el ajo, el perejil, el aceite y sazone con la pimienta negra. Cubra los mejillones con esta mezcla y cuézalos bajo el grill aproximadamente 2 minutos hasta que estén dorados y bien calientes.

Tostadas de queso de cabra con mermelada de tomate

  • 2 rodajas de pan de campo, blanco o de semillas
  • 1 rulo de diámetro pequeño de queso de cabra
  • Mermelada de tomate, o ciruela
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva

Encienda el grill y tueste bien las rodajas de pan, por una sola cara. Sobre la cara que no está tostada eche un chorrito bien distribuido de aceite de oliva. Corte unas rodajas del queso de cabra de 1 cm de grosor. Disponga las rodajas sobre las tostadas, y sobre ellas muela pimienta negra, y con una cucharita un poco de mermelada sobre cada una. Métalas en el horno, bajo el grill, hasta que estén blandas y a su gusto.

Huevos fritos con pimentón

  • 4 huevos ó 2
  • Pimentón dulce a gusto
  • Aceite de oliva
  • Ajo (opcional)

Ponga dos cucharadas colmadas de aceite en una sartén no muy grande donde entren los huevos fritos de a dos. Si optó por el ajo, córtelo en láminas póngalos en el aceite y encienda el fuego. De esa manera no corre el peligro de que los ajos se quemen, porque cambia totalmente el sabor. Cuando los ajos empiecen a dorarse, quítelos y así sabrá que el aceite está perfecto para los huevos.

Si tiene temor de que se le rompan, haga la prueba sobre un platito y, si no se le rompieron,  del platito a la sartén. Una vez sobre el aceite espere que se forme la famosa puntilla, luego con una cuchara bañe los huevos con el propio aceite. Con una espumadera ponga los huevos sobre papel de cocina para quitar el aceite. Sirva con sal Maldón y pimentón por encima. Junto con las tostadas.

En esRadio

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot