Menú

"Adolfo Suárez quería una Constitución que durara un siglo"

Luis Herrero ha reunido a Fernández Marugán, Iñaki Anasagasti e Ignacio Camuñas. Juntos, han analizado la figura de Suárez y su trascendencia.

Tertulia de Luis Herrero: Especial Adolfo Suárez En casa de Herrero

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Luis Herrero ha reunido a Fernández Marugán, Iñaki Anasagasti e Ignacio Camuñas. Juntos, han analizado la figura de Suárez y su trascendencia.
Camuñas, Anasagasti y Marugán en los micrófonos de esRadio. | LD/DRH

La tertulia de En Casa de Herrero en esRadio ha tenido este lunes como invitados al socialista Francisco Fernández Marugán, al ex dirigente de UCD Ignacio Camuñas y al senador del PNV Iñaki Anasagasti. Juntos, han analizado la figura de Adolfo Suárez dos días después de su fallecimiento y su papel en la transición española, un periodo que los tres conocieron bien.

Entre los asuntos que han tocado en esta tertulia especial han estado anécdotas como la reunión de Adolfo Suárez y Felipe González en casa de Abril Martorell, donde ambos se pusieron a buscar micrófonos ocultos y en la que habrían hablado del papel que iban a jugar el PSOE y el Rey en la futura España democrática. Era una época, han apuntado, de reuniones y citas políticas "cada media hora".

También han evocado la impresión que en un primer momento suscitó el nombramiento de Adolfo Suárez entre todos los sectores de la oposición. Anasagasti ha apuntado cómo, desde el escepticismo inicial, empezaron a ver que algo "se movía" y que era una figura "interesante". Tras recordar el "año clave" del 77, indicó que intentaron "forzar" que la amnistía fuera aprobada antes de las elecciones. Suárez les dijo que no porque "esto explotaba" pero sí cumplió su palabra después de los comicios: "Aquello comenzó a funcionar".

Marugán ha recordado cómo el presidente "se ganaba la confianza" y ha destacado su iniciativa política "excepcional": "Le veías caerse y se levantaba". Para Camuñas, Suárez se ganó definitivamente a la oposición tras "cuatro meses fundamentales", los que desembocaron en la legalización del PCE. Ahí "la oposición entra en el carril para preparar las elecciones".

Para Anasagasti, el expresidente del Gobierno "se iba haciendo" según se le iban planteando retos. Y ha indicado cómo después de ganar las elecciones "ya no era el hombrecito del Rey, sino él". El senador ha evocado la etapa en que le conoció, en los ochenta, cuando le confesó que "solamente cuando estuvo decidido a dimitir abordó la cuestión de la devolución del concierto" vasco. En su opinión, constituye un ejemplo más de que él "era el hombre que tomaba las decisiones", algo que "hoy en día en política es un lujo".

Luis Herrero y los tres políticos también han dedicado buena parte de la tertulia a la aprobación de la Constitución y a las negociaciones que la precedieron. Según Camuñas, para Suárez era una "obsesión" lo "desgraciado" de la "historia del constitucionalismo español". "Quería una Constitución que durara un siglo" y al servicio de esta causa, ha dicho, estaba dispuesto a hacer lo que fuera. El consenso y las cesiones, ha añadido, derivan de su "convicción" de la necesidad de esas cesiones para que la nuestra fuera "una Constitución de todos".

Los tres políticos han reflexionado, además, sobre si hoy sería posible un consenso semejante. Para Marugán, lo deseable sería "buscar zonas de entendimiento entre todas las formaciones políticas" y sí lo ve posible "con voluntarismo", aunque "sería limitado". Anasagasti, en cambio, lo ve "muy difícil". En opinión de Camuñas, ahora "no se dan las condiciones para una feliz convergencia" por las diferencias entre la época actual y los setenta: "Acudimos a la cita del 77 con un alto sentido de la responsabilidad. Decíamos que no se podía repetir lo del 36, y había que hacer lo que fuera. Hoy las nuevas generaciones no tienen la misma conciencia", ha dicho.

Además, los tertulianos han repasado cómo fue la salida del poder de Suárez y la confluencia de intereses que desembocaron en su dimisión. Camuñas ha defendido que Suárez "no se va por la UCD" sino porque "tiene una presión militar tremenda" y el Rey "decide jugar la carta del partido socialista" porque cree que el proceso "se redondeará con el PSOE". Marugán, mientras, se ha referido al papel de los socialistas en la caída de Suárez. Preguntado por si estaban "arrepentidos" de la dureza de la oposición, ha contestado que habrá "gente que sí y gente que no". "El PSOE venía de donde venía" y “tenía intereses en acceder al poder" para construir el modelo de sociedad "al que aspirábamos, ha reflexionado sobre los meses inmediatos a la dimisión.

También han comentado cómo está siendo la despedida del expresidente del Gobierno. Para Anasagasti, "la hipocresía es infinita". Luis Herrero, por su parte, ha recordado cómo de dura fue la última etapa en el poder de Suárez para contrastarlo con los elogios actuales: "Él iba a misa y había gente que le negaba la paz".

Temas

En esRadio