Menú

El Tiempo: Semana de altas temperaturas

María Santos comenta la previsión del tiempo.

En Clave Rural

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Pues qué les vamos a decir que no sepan ya de la primera ola de calor de la temporada que esperamos este fin de sema.

La Agencia Estatal de Meteorología nos advierte de que estos próximos días predominará el tiempo estable con cielos poco nubosos, pero se desarrollará nubosidad de evolución diurna que irá acompañada de chubascos y tormentas

Además, existe posibilidad de calima alta en el tercio sur peninsular y Melilla.

Las temperaturas tenderán a un ascenso casi generalizado, iniciándose un episodio de ola de calor, con valores superiores a 38/40 grados en la mitad sur y centro peninsulares, principalmente en los valles de grandes ríos. Las mínimas no bajarán de los 20 grados en gran parte del sur y área mediterránea.

Se esperan durante el fin de semana vientos flojos de componentes norte y este, más intensos en litorales, con intervalos de levante fuerte en el Estrecho y del noreste en Galicia.

La semana del 13 al 19 de junio comenzará con tiempo estable y predominio de cielos poco nubosos. Pueden darse intervalos nubosos en el norte de Galicia y el área cantábrica los dos primeros días. Se espera que se forme nubosidad de evolución en el interior peninsular, con posibilidad de chubascos y tormentas ocasionales en el entorno de áreas montañosas, algo más probables en la cordillera Cantábrica, sistema Ibérico y Pirineos.

Las temperaturas continuarán en ascenso hasta el martes o el miércoles, cuando es probable que se estabilicen, dentro de un margen de incertidumbre.

Por concretar, la bolsa de aire caliente va a llegar desde Marruecos y, dice la Agencia, va a dejar temperaturas por encima de 38ºC en los valle del Guadalquivir, el Tajo y el Guadiana. Con puntos donde serán 40ºC. Luego, a medida que avance el fin de semana, va a darse "un ascenso progresivo" de esas temperaturas.

El contexto de calentamiento global y cambio climático ha alargado cinco semanas los veranos en España desde 1980. Una de las implicaciones directas de este fenómeno es el incremento de olas de calor tanto en su frecuencia, como en su duración y severidad. De hecho, la ola de calor más intensa medida por los meteorólogos desde que hay registros en este país se produjo en agosto del año pasado donde se batieron récords de temperaturas que llegaron a superar los 47º centígrados.