Menú

El Tiempo: Marzo y abril han sido invernales, mayo será primaveral

María Santos ofrece el tiempo semanal gracias a Agroseguro.

En Clave Rural

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Marzo y abril han sido invernales debido, principalmente, al desgaste del intenso viento que rodea el aire frío en latitudes altas y al fenómeno del calentamiento súbito estratosférico, de manera que el aire frío guardado durante el invierno en el círculo polar se ha introducido y descolgado hacia latitudes bajas. Además, a pesar de que La Niña en el Pacífico central deja un tiempo seco y cálido en España, hasta el momento está predominando la rotura del vórtice polar. Esa bilocación del vórtice polar ha propiciado mayores lluvias en el país, mejorando en parte la situación de sequía.

Pero todo apunta a que Mayo viene con la primavera debajo del brazo. De momento, durante todo el fin de semana se espera una estabilización de la atmósfera con predominio de cielos poco nubosos en la Península y Baleares.

No obstante, habrá intervalos de nubes bajas matinales en el área cantábrica y nubosidad de evolución en el interior que puede dejar algunos chubascos y tormentas, más probables e intensos hoy en Pirineos y en áreas del centro, que se extienden a Cataluña y al sistema Ibérico oriental.

En cuanto a las temperaturas tras el ascenso de ayer viernes tienden a estabilizarse durante el resto del fin de semana.

La próxima semana comienza con una inestabilización de la atmósfera en la Península y Baleares. Durante los primeros días de la semana se esperan precipitaciones generalizadas, más abundantes en la mitad este peninsular, que progresivamente se irán desplazando hacia al área mediterránea.

Especialmente al principio del periodo, dichas precipitaciones pueden ser abundantes e incluso localmente fuertes en el tercio oriental, y podrían ir acompañadas de tormenta. Las temperaturas diurnas descenderán al comienzo del período de forma generalizada, de manera más acusada en las zonas donde se den las precipitaciones.

A partir del miércoles se prevé una lenta pero progresiva tendencia a la estabilidad, aunque es probable que se mantengan los cielos nubosos y las precipitaciones en el norte, mitad oriental y Baleares, y que continúen el jueves y el viernes en el área cantábrica, Pirineos y norte del área mediterránea.

Con gran incertidumbre, hacia el final de la semana, se espera cierta estabilización, con probabilidad de tiempo seco y soleado, aunque en el extremo norte peninsular y el área mediterránea sigue habiendo probabilidad de precipitaciones. Se espera que las temperaturas tiendan a subir a partir del miércoles y se estabilicen hacia el final de la semana.