Menú

TDND: Apuestas a largo plazo en grandes tecnológicas

Julián Pascual, de Buy&Hold, visita Tu Dinero Nunca Duerme y defiende la apuesta de su gestora por algunas de las grandes tecnológicas.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

¿Cómo será 2022 en los mercados? ¿Y en las más grandes empresas, las famosas Faang (Facebook, Apple, Amazon, Netflix, Google)? En Tu Dinero Nunca Duerme no somos de hacer predicciones cortoplacistas sobre la evolución de las bolsas. Ni lo sabemos, ni nos interesa demasiado. Porque nuestro objetivo y nuestra mirada están puestos en el largo plazo. Las rentabilidades conseguidas en unos pocos meses, tanto las buenas como las malas, pueden ser engañosas. Cualquier buen inversor value sabe que el tiempo es el mejor juez.

Pero incluso así, todos nos preguntamos por las tendencias que ahora mismo dominan la conversación en los mercados de valores del mundo occidental. Esta semana, nos acompaña en la conversación Julián Pascual, presidente y director de inversiones en Buy&Hold, una de las gestoras españolas más exitosas de los últimos años. Una gestora, además, que defiende un enfoque value peculiar, que busca el valor no en aquellas compañías ignoradas por el mercado, sino al contrario, en algunos de los sectores que mejor rentabilidad han obtenido en este ciclo. ¿Se puede obtener todavía rentabilidad apostando por Apple, Google o Facebook? ¿Tienen todavía potencial de crecimiento las grandes acciones tecnológicas? ¿Hasta dónde y hasta cuándo?

“Si el mundo cambia mucho, parece que la cartera también debe cambiar. Ese parece el razonamiento intuitivo, pero nosotros, en Buy&Hold [que en inglés significa comprar y mantener] pensamos lo contrario”, nos explica Pascual, que cree que el inversor no debe moverse mucho incluso aunque sepa que vive en un mundo muy cambiante. ¿Por qué? “Porque nuestra capacidad para predecir los cambios es limitada. Por eso, ¿cuál es la cartera adecuada? Cambiarla continuamente como un pollo sin cabeza o apostar por aquellas empresas que tienen una cierta protección frente a esos cambios. Sabemos que nada es absoluto ni hay que enamorarse de las empresas, hay que vigilar esas posiciones constantemente. Pero sí estamos a favor de buscar esas empresas que tienen fuertes barreras de entrada: y una vez ahí, nosotros recomendamos comprar y esperar”.

“Es mucho mejor elegir un buen negocio, con buenos gestores, que un buen precio. Los buenos negocios suelen sorprenderte al alza. Nuestras empresas están unos cinco años, de media, en nuestra cartera. La rentabilidad de la renta variable fue superior al 32%, muy por encima de los índices: éste es otro ejemplo de que no hay que mover mucho la cartera para obtener buenos resultados”, defiende Pascual.