Menú

El Tiempo: Situación anticiclónica con tiempo estable

María Santos ofrece el tiempo semanal gracias a Agroseguro.

En Clave Rural

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Durante el fin de semana se dará una situación anticiclónica, con tiempo estable en casi todo el territorio.

Esta situación favorecerá el desarrollo de nubes bajas en el área mediterránea, valle del Ebro e interior sudeste, donde se formarán nieblas, que podrán ser más extensas y persistentes en el valle del Ebro.

A lo largo del fin de semana son probables las lluvias débiles en la Comunidad Valenciana, Murcia y en el entorno del Estrecho.

La llegada de la cola de un frente atlántico traerá precipitaciones a las islas occidentales a partir de la segunda mitad del sábado, con posibilidad de ir acompañadas de tormentas ocasionales.

Las temperaturas ascenderán en Canarias, y se mantendrán sin cambios significativos en la Península y Baleares.

Se esperan heladas débiles en montañas y páramos de la mitad norte y centro peninsular, algo más intensas en Pirineos.

Predominarán vientos de componente este, que arreciarán con intervalos de fuerte en el Estrecho y Alborán.

La semana del 20 al 26 estará caracterizada por el sucesivo paso de frentes atlánticos, que afectarán tanto a la Península como a Canarias con un margen de incertidumbre. El lunes entra un sistema frontal poco activo que dejará precipitaciones en el extremo oeste peninsular.

Entre el martes y el miércoles entra otro sistema frontal que dejará precipitaciones intensas y generalizadas en la vertiente atlántica, especialmente en el sistema Central y el área del golfo de Cádiz. Es probable que haya precipitaciones más débiles y dispersas en la vertiente cantábrica, alto y medio Ebro y Pirineos.

El resto de la semana el paso sucesivo de frentes provocará precipitaciones generalizadas en la Península, menos probables en el área mediterránea, que serán persistentes en la vertiente atlántica y en forma de nieve en los sistemas montañosos.

Las temperaturas ascenderán en la Península y Baleares el lunes y el martes, y sufrirán importantes descensos de las máximas a partir del miércoles. Las mínimas experimentarán descensos leves, con heladas poco significativas, concentradas en el entorno de Pirineos.