Menú

TDND: Rentabilidad de las 'small caps'

Pablo Martínez Bernal, de Amiral Gestion, recuerda que, históricamente, las mejores rentabilidades se han dado en las small caps.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Las small caps (empresas de pequeña capitalización en Bolsa) están de moda. Aunque, en realidad, podríamos decir que siempre lo están. Porque no hay apenas ningún momento de mercado en el que no haya industrias, pequeñas compañías o índices sectoriales que lo estén haciendo especialmente bien. Y cuando eso ocurre, todos comenzamos a hablar de ellos. Nos preguntamos si esa una alternativa que deberíamos plantearnos o si se nos está escapando la oportunidad de nuestra vida.

Para hablar de las claves de la inversión en small caps, de si es una buena opción para el pequeño ahorrador y, también de qué sectores están más calientes o cuáles ocultan los tesoros más desconocidos, esta semana en Tu Dinero Nunca Duerme nos visita al head of Sales para Iberia de Amiral Gestion, Pablo Martínez Bernal.

“La inversión en small caps debería representar un porcentaje relativamente pequeño de una cartera. Pero si me preguntáis por qué deberíamos animarnos a este tipo de inversión, os diría que por un tema de rentabilidad: en EEUU, por ejemplo, la diferencia desde los años 60 habría sido sustancial. Metiendo en small caps, habrías podido obtener más de 50.000 dólares con una inversión inicial de 100 dólares; en la media del mercado de grandes empresas, te habrías quedado en unos 15.000 dólares”, asegura Martínez Bernal.

“En períodos de tiempo largos, la volatilidad de las pequeñas compañías no es mucho más elevada que la de las grandes, aunque sí es cierto que en momentos de tensión pueden sufrir más”, recuerda. Porque sí, la mayor volatilidad o la menor liquidez pueden ser dos de las razones por las que el pequeño inversor se plantea si acudir a este sector, ya sea de forma directa o a través de un fondo especializado.

“Hay un problema de ineficiencia y mala cobertura de análisis: las compañías pequeñas se analizan menos, por los fondos, los inversores profesionales, los aficionados...”, defiende Martínez Bernal, que cree que aquí se esconde una de las razones por las que la rentabilidad media entre las small caps es mejor a largo plazo que la de los grandes gigantes del mercado: “En Europa, las compañías que forma parte del Eurostoxx 500, cada compañía tiene al menos 30 analistas. En nuestro fondo de small caps, más del 80% de nuestras posiciones tiene 5 analistas o menos. ¿Puede haber ineficiencias en Apple? Puede darse el caso. Pero es más probable en una empresa que no sea la más observada o analizada del mundo”.

¿Y el riesgo? ¿Es cierto que los movimientos en el sector de small caps pueden ser más acusados? Martínez Bernal apunta algunos matices relevantes: “Es cierto que pueden generar algo más de miedo para el pequeño inversor. Pero el riesgo es relativo. El primer decir de small caps va a hacerlo mejor que las mejores de las grandes. Y el último decir, va a tener más pérdidas. O, lo que es lo mismo, si aciertas, vas a tener más ganancias; si te equivocas, vas a sufrir más. Por eso, yo creo que en la inversión en este tipo de compañías, es en la que una gestora puede aportar más valor”.