Menú

El Tiempo: Calor intenso

María Santos ofrece el tiempo semanal gracias a Agroseguro.

En Clave Rural

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Lo más destacado de este fin de semana es un episodio de calor que comenzó ayer viernes y se irá intensificando hasta el domingo.

Salvo por algunos intervalos nubosos en el extremo norte, el entorno del Estrecho y el norte de Canarias, predominarán los cielos poco nubosos o despejados.

La intensa insolación propia de esta época del año y una entrada de aire sahariano acompañado de polvo en suspensión que se producirá a partir del sábado, harán que las temperaturas máximas tengan un rápido ascenso, superando el sábado los 40 grados en el

valle del Guadalquivir y el suroeste de la meseta Sur, y el domingo en el interior de toda la mitad sur peninsular y en puntos del valle del Ebro.

El lunes 12, se mantiene la entrada de aire cálido en el área mediterránea, con máximas que superarán los 40 grados en el interior del sureste peninsular y los 35 grados en Baleares, pero un frente atlántico afectará al extremo norte con cielos nubosos y precipitaciones y al resto de la Península con vientos de componentes norte y oeste, lo que provocará un acusado descenso térmico.

El martes, habrá cielos nubosos y precipitaciones en el extremo norte, mientras que se mantendrán poco nubosos o despejados en el resto. Las temperaturas tenderán a recuperarse por el oeste peninsular, pero se producirá un importante descenso térmico en el área mediterránea, que dará fin al episodio de calor.

Durante el resto de la semana es probable que predominen los cielos poco nubosos o despejados. Únicamente se esperan cielos nubosos en el extremo norte peninsular, con probabilidad de lluvias débiles en el Cantábrico y de algún chubasco en Pirineos, que tenderán a remitir o cesar el jueves y el viernes, pudiendo reactivarse durante el fin de semana. Las temperaturas tienden a recuperarse en la Península y Baleares a lo largo de este periodo, con máximas que a partir del jueves 15 volverían a superar los 35 grados en el interior de la mitad sur peninsular y, probablemente, también en puntos de la meseta Norte y del valle del Ebro.