Menú

Noticias. La hecatombe electoral agrava las crisis internas de PSOE, Podemos y Ciudadanos

Mientras los contagios siguen a la baja, PSOE, Podemos y Ciudadanos se desangran .

Sin Complejos

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Tras la victoria flagrante de la candidata del Partido Popular, Isabel Díaz Ayuso, los partidos de la oposición ponen en el punto de mira sus diferentes estrategias electorales.

El fracaso de Ciudadanos en la Comunidad de Madrid ha contagiado a otras autonomías, y está provocando la autodestrucción del grupo en la Comunidad Valenciana. Casi dos meses después de la salida de Toni Cantó, ahora otros cuatro diputados abandonan el grupo parlamentario naranja en Valencia. Ciudadanos se queda así con con tan solo 14 diputados en la Comunidad Valenciana y pasa a ser la cuarta fuerza política por detrás del PSOE, PP y Compromís.

Estos cuatro diputados son Cristina Gabarda, Jesús Salmerón, José Antonio Martínez y Sunsi Sanchis que realizaron el anuncio a través de una carta en la que señalaban que "desde hace más de un año, con la nueva dirección del partido", han observado "como Ciudadanos ha ido abandonando esos principios liberales" y denuncian el “giro ideológico” del partido.

Una sangría interna que ha llegado hasta las Islas Baleares dónde la dirección nacional ha abierto un expediente a tres diputados tras rebelarse para forzar un cambio de portavocía. Otra renuncia con nombre propio es la de Marta Rivera de la Cruz, exconsejera de Cultura del anterior Ejecutivo de coalición de PP y Ciudadanos en Madrid, a la espera de formar parte de la nueva ejecutiva de Ayuso.

Por otro lado, la salida de Pablo Iglesias ha destapado en Podemos no solo una crisis de poder, sino un malestar dentro del partido sobre todo en el sector de Izquierda Unida, desde donde culpan a Iglesias de los malos resultados en los comicios madrileños y de no haberles dado protagonismo durante el curso de la campaña. Mientras tanto, en medio del descontento y la polémica de Unidas Podemos, el partido de Más País intenta aprovechar los resultados de las elecciones autonómicas y alzarse con el poder de la izquierda.

Donde también se acumulas los problemas es en el Partido Socialista y tras la dimisión de José Manuel Franco, la coalición socialista con Podemos está más que nunca en la cuerda flojo. Así, un frente dentro del partido pide la escisión del Ejecutivo aunque suponga un adelanto electoral. Para acallar el revuelo interno, la Ejecutiva federal ha decidido abrir dos expedientes de expulsión del partido contra dos figuras destacadas del partido: Nicolás Redondo y Joaquín Leguina. Fuentes socialistas explican que esta decisión se ha llevado a cabo tras el apoyo manifiesto a Isabel Díaz Ayuso después de que la acompañaran en un acto de campaña.

Además, barones como Susana Díaz creen urgente hacer “autocrítica” de los casi tres años de bloque de investidura con Podemos y los independentistas. Así, Díaz utilizará su candidatura a las primarias socialistas en Andalucía como una alternativa del partido para tapar el fracaso de Sánchez.

En este sentido, el director de Sin Complejos, Luis del Pino, explica que la debacle electoral del Partido Socialista denota que Pedro Sánchez e Iván Redondo “han perdido la iniciativa y van a remolque de los acontecimientos que, por primera vez, no controlan”.

Asimismo, Luis del Pino asegura que “lo más importante” que ha ocurrido en las últimas semanas en el panorama político es la desaparición de Ciudadanos, e incide, “mucho más que la dimisión de Iglesias”. Explica que Ciudadanos “ha sido el tapón del Partido Popular” y, al desaparecer” deja “al PP libre para crecer por su izquierda”.

Temas