Menú

Tu Dinero Nunca Duerme: Claves sobre el mercado inmobiliario y la inversión en REIT-socimis

Kevin Koh Maier, responsable de inversiones de Finizens, visita esRadio para analizar el mercado inmobiliario y la inversión en REIT-socimis.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

En España, el ladrillo es la estrella. Ni renta variable, ni fija, ni derivados ni siquiera el oro. El mercado inmobiliario es una de las inversiones que más adeptos tiene en nuestro país. Tanto el clásico "no alquiles hijo, eso es tirar el dinero" para la vivienda particular; como, entre aquellos ahorradores con un pequeño patrimonio que desconfían de los mercados financieros o los bancos, la adquisición de una vivienda o un local con la idea de alquilarlo, financiar la inversión con esa renta o vender el activo en un futuro con un beneficio.

El problema es que no todo el mundo tiene el dinero necesario para destinar un 10-15-20% de su cartera a la compra de una vivienda o un local comercial. Para eso, en el mundo anglosajón nacieron hace años los REIT (Real Estate Investment Trust), un activo muy parecido a las socimis, esas empresas o fondos que se dedican a la inversión y gestión en el mercado inmobiliario, y en las que se pueden invertir a través de la compra directa de acciones o a través de fondos indexados a empresas o fondos específicos de este sector.

Para ayudarnos a comprender cómo funciona este mercado y este tipo de activos, esta semana, en Tu Dinero Nunca Duerme, hemos invitado a Kevin Koh Maier, director de inversiones de Finizens. En su opinión, es muy poco eficiente que el inversor particular que quiera entrar en este segmento lo haga con el formato clásico: comprar una vivienda tiene unos costes, no sólo monetarios, sino también en el tiempo invertido, preocupaciones, riesgos... Por eso, Koh Maier cree que tiene mucho más sentido hacerlo a través de uno de estos instrumentos (Finizens, de hecho, destina una parte de todas sus carteras a fondos índices referenciados al mercado inmobiliario).

Además, invertir en una cesta de REIT-Socimis diversificados tiene mucho sentido, "por la rentabilidad potencial y por la amplitud" de la apuesta. Si, en vez de comprar una vivienda, el inversor particular adquiere un índice o una cartera diversificada puede estar presente en los grandes mercados (diversificación geográfica) y "en todo tipo de inmuebles (vivienda, hospitales, naves logísticas, residencias para estudiantes, locales comerciales, trasteros, centros comerciales, aparcamientos, hoteles...)". En este sentido, su consejo al pequeño inversor es que lo haga a través de fondos índices referenciados al mercado inmobiliario; y, mejor aún, si están incluidos dentro de una cesta general con otros activos como renta fija y renta variable, como hace Finizens para sus clientes.

En lo que hace referencia al mercado inmobiliario y a sus perspectivas, Koh Maier nos recuerda que, a pesar del pesimismo en algunos grandes mercados, “en los últimos 20 años, entre marzo de 2001 y marzo de 2021, el sector inmobiliario ha generado las mismas rentabilidades que los mejores mercados de renta variable: por ejemplo, un 243% acumulado frente a 239% del S%P 500”. Y eso en un activo que, además, nos protege de la inflación, asegura, y actúa como un colchón natural ante las subidas de precios.

Por su condición de experto en este mercado, desde TDND le hemos preguntado cómo ve las próximas décadas en un sector sobre el que existen muchas dudas: los analistas se preguntan si seguiremos viviendo en el centro de las grandes ciudades, yendo a los centros comerciales, trabajando en oficinas... En este punto, Koh Maier es mucho menos pesimista y tiene una mirada con un horizonte menos cortoplacista: “Hemos hecho mucho análisis acerca de este tema. Y me sorprende lo rápidos que somos al tomar una situación actual y llevárnosla al futuro. El coronavirus ha cambiado muchas cosas, pero es indudable que vamos a usar el espacio físico para alguna actividad. Por eso es clave la diversificación. Pero pensar que vamos a estar en una especie de cubículo y no vamos a vivir en ningún sitio... no es cierto. Quizás tengamos más uso para hospitales, centros de datos o almacenamiento. Todos tenemos ganas de salir de casa, comprar o ir a centros comerciales. No tengo tan claro que vayamos a vivir en un mundo virtual. Pero la manera en la que Finizens invierte en REIT hace que no tengamos que decidir lo que vaya a pasar en el futuro o qué sector creemos que lo va a hacer bien. Por eso nos basamos en una enorme diversificación”.