Menú

De aquí para allá: Segura de la Sierra

Encarna Jiménez y Víctor de la Serna descubren esta encantadora localidad jienense y lo que hay que comer y visitar.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La Sierra de Segura, cuyo centro es Segura, forma parte de uno de los parques naturales mayores de Europa: el Parque de Segura, Cazorla y las Villas. Una zona accidentada en la que se divide la cuenca mediterránea y atlántica, donde desembocan el Segura y el Guadalquivir.

Segura, por su situación privilegiada, tuvo población humana desde el epipaleolítico, como otros lugares de la zona este de la península. Posteriormente, griegos, fenicios y romanos llegaron a estas montañas, pero fue en el siglo VIII, con los musulmanes, cuando Segura se constituye en plaza amurallada. En el S. XIII es conquistada por los cristianos y se encomienda a la Orden de Santiago. Su importancia se mantiene hasta el S. XVI, época en la que la madera es capital para los astilleros.

Agricultura, ganadería y explotación de los montes, junto al turismo de naturaleza y monumental, hacen de Segura un enclave especialmente atractivo de esta población del Noreste de Jaén.

Visita

El castillo es la principal edificación de Segura. Su origen es musulmán. A pesar de las distintas etapas de reforzamiento todavía conserva alguna torre de ese origen y, sobre todo la influencia mudéjar. La fortaleza está adecuada para difundir la historia del castillo, de sus habitantes y sus características. Pueden visitarse capilla, patio de armas, torre del homenaje y baños . así como otras dependencias.

Las puertas, lienzos de muralla y otras torres defensivas y de vigilancia completan los restos defensivos. También se destacan, entre las construcciones civiles, el Ayuntamiento, del S. XVI –antiguo centro jesuita-, la fuente imperial y el palacio de los Manrique (Rodrigo y Jorge)

La plaza de toros, cuadrangular, es muy original, y está situada en la ladera del castillo. Los baños árabes es uno de los pocos que quedan en la provincia.

La iglesia de Nuestra Sra. Del Collado tuvo origen medieval, pero fue reconstruída en el S. XIX. Conserva algunas tallas de interés como la de la Virgen de la Peña, gótica y el Cristo yacente, barroco.

¿Dónde comer?

Mirador de Peñalta. A la entrada del pueblo, con una decoración inconfundiblemente rústica y serrana y una cocina casera, regional, muy digna y, además, variada. Sirven ternera del Condado, que es serrana, y cordero segureño, ambos con denominación de origen. Y los sirven dentro de una oferta que va de las habitas con chipirones a la crema de queso con tocino de cielo, pasando por las gambas al ajillo, la ensalada con queso de cabra y, claro, la paletilla o las chuletillas de cordero.

La Mesa Segureña. Otra buena mesa de corte regional, con platos correctos y materia prima serrana. Acogedor y serrano, como todo en Segura, aunque el comedor tiene un toque un poco más burgués que el del Mirador de Peñalta. Pâté de perdiz, ensalada de bonito, magnífica leche frita para terminar.

La Tiná (en Rihornos, a 10 kms.). Es quizá la mesa más ambiciosa de la zona, y como tiene habitaciones, pues mejor. Aquí nos saldremos un tanto del 'sota, caballo y rey' de la sierra con una 'mousse' de hongos, un 'foie' con manzana caramelizada y mermelada de violetas caseras, una brocheta de cerdo ibérico con verduras y, de postre, un bizcocho de almendra casero.

Beber

Hay más de mil hectáreas de viñedo en Jaén, pero la mayoría de las bodegas están en la lejana Sierra Sur. La más próxima a Segura está en Bailén: prueben un blanquito refrescante de uva molinera de la cooperativa Santa Gertrudis. Pero encontrarán más a menudo vinos manchegos y granadinos.

Temas