Menú

De aquí para allá: El Puerto de Santa María

Encarna Jiménez y Víctor de la Serna hablan de la historia, la gastronomía y de lo que hay que visitar en El Puerto de Santa María.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

En la bahía de Cádiz se encuentra esta ciudad puerta de civilizaciones. Su origen se remonta a la prehistoria y por ahí entraron fenicios, romanos y musulmanes.

Se le ha llamado la ciudad de los 100 palacios, gracias al comercio con América y a la exportación de sus bodegas (Osborne, Terry).

Visita

En la Plaza de España se encuentran dos lugares imprescindibles:

La Iglesia Mayor Prioral con una portada plateresco-barroca y otra gótica. Contiene buenas obras de pintura y escultura religiosa.

El Museo arqueológico, donde podemos seguir la larguísima historia de este lugar de la Bahía de Cádiz.

El Castillo de San Marcos es el mayor edificios de arquitectura civil y militar. Fue construido por Alfonso X, el gran organizador de los territorios reconquistados. Ha tenido elementos musulmanes y cristianos al ser construido por alarifes y sobre mezquita.

Los palacios del S. XV al XVIII son numerosos, aunque destacan el de Medinaceli, el Inblusqueta, ahora Ayuntamiento, Casa de los Cadenas o de los Rivas etc.

Su plaza de toros es de estilo neomudéjar. Entre sus fundaciones sobresalen la de Pedro Muñoz Seca y la de Rafael Alberti.

¿Dónde comer?

Aponiente. Ángel León es un fenómeno de nivel Ferran Adrià. Ésta es la tierra de los legendarios atunes rojos, cazados en las almadrabas de las vecinas Barbate y Zahara, y de las ortiguillas, esas anémonas de mar que permiten a los artistas locales hacer algo así como frituras de agua salada... Pero León no propone esos grandes lenguados impecablemente fritos, propios de los restaurantes marineros al uso, sino que ahonda en pescados ignotos -con la boga hace una chistorra y una butifarra sorprendentes- o en su pláncton, del que saca hasta un azúcar del mar para sus cucuruchos de sarda... Una experiencia marina de nivel mundial: tres soles Repsol y dos estrellas Michelin. Seguimos a la espera de su proyectado traslado a un molino con su propio estero a las afueras del Puerto, donde criará 'sus' peces.

El Faro del Puerto. Es la sucursal del primigenio Faro gaditano de la familia Córdoba, con Fernando a la cabeza: aquí sí que se rinde el culto tradicional al pescado y al marisco: que si una corvina a la plancha con salsa de cigalitas al brandy de Jerez, que si un pargo de anzuelo frito a la gaditana...

Los Portales. En plena Ribera del Marisco, cerquita de Aponiente, la barra es todo un polo de atracción para los aficionados a las tapas de calidad -con las que se compone toda una comida si así se desea, claro-, como la ensaladilla de atún y gambas o las tortillitas de camarón.

Beber

El señorial Puerto de Santa María, donde miran un poco por encima del hombro hasta a los señores de Jerez, tiene un lugar en el mapa gastronómico español desde hace siglos por su tradición bodeguera y vitícola en el marco jerezano: la gran casa Osborne, claro está, con su legendario Amontillado 51-1ª, y Luis Caballero con su Fino Pavón, y Gutiérrez Colosía.

Temas