Menú

De aquí para allá: Bocairente

Encarna Jiménez y Víctor de la Serna viajan al interior de Valencia y nos cuentan la historia y lo que hay que hacer y comer en Bocairente.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Esta población valenciana se encuentra en el Valle de Albaida. Lugar poblado desde el Neolítico que prosperó con los íberos y romanos. Se encuentra en el límite con la provincia de Alicante, en una zona interior dedicada al textil. Tuvo carácter defensivo con los musulmanes, dependió del reino de Denia y fue conquistado por Jaime I de Aragón, en el S. XIII. Se encuentra junto a la sierra de Mariola , en el nacimiento del río Vinalopo.

La Villa se encuentra en lo alto de un cerro que alberga varios lugares de interés.

  • La iglesia de la Asunción , sobre la alcazaba, del S.XVI, alberga obras renacentistas y barrocas.
  • Las cuevas de los moros, excavadas en las rocas.
  • La plaza de toros, que dentro de unos días comienza sus festejos, también excavada en la roca.
  • El pozo de nieve, con más de 400años de existencia.
  • El museo municipal arqueológico con piezas desde el paleolítico a la Edad Media. -
  • Ermitas dedicadas a S.Juan, la Virgen delos Desamparados y otras.

Es un pueblo muy fiestero con Moros y cristianos, fiesta de S. Blas, feria de Totsants etc. Es uno de los más bellos pueblos del interior de Valencia.

¿Dónde comer?

Riberet. Es la mesa más moderna y original de Bocairente, con un marco remodelado y hoy en manos del brillante cocinero que es el joven Salva Hernández. Cosas clásicas y modernas, pero siempre entroncadas en la tradición valenciana: ensalada de espárragos tibios y vinagreta de cebollita roja, foie gras y sésamo, arroz de pollo, conejo, setas y verduras, arroz meloso de bogavante y almejas, la clásica pericana de Bocairent (pimientos secos, ajo, bacalao seco y corteza de limón macerados en aceite de oliva). La modernidad ataca a la hora del postre: textura de mandarina, tierra dulce y crema helada de caramelo.

El Cancell. El cocinero desde hace un par de años es Juanma Mateo, ya veterano y experto. Ofrece un buen despliegue de platos típicos de la comarca que ya no son tan habituales como antaño, incluidos el arroz con acelgas, las 'bajoques farcides' (pimientos rellenos), la pericana, los gazpachos similares a los manchegos (aquí, hechos con carne de caza y con hierbas aromáticas de la Sierra de Mariola), las ollas, los potajes...

El Tinell de Calabuig, en Onteniente (a 6 kms.). Rafa Calabuig lleva ya 15 años sirviendo una cocina muy personal que ha hecho de él una de las figuras del valle de Albaida. Excelentes ofertas en torno a la caza menor: por ejemplo, la perdiz escabechada en casa, que se puede disfrutar con una ensalada de ruqueta o en un arroz meloso; o el solomillo de liebre con sus gazpachos serranos. Tampoco se pierdan el salteado de verduras con sepionets, y para terminar el milhojas de plátano en salsa de coco.

Beber

Estamos en plena Denominación de Origen Valencia, en su subzona Clariano, que es la más meridional, la más alta y la que mejores vinos tintos produce. Bebamos, pues, vinos locales: de Bodegas Los Frailes, el La Danza de la Moma 2009 (no, no nos pregunten), de Celler del Roure, el Parotet 2011, y de la simpática Bodega Fil.loxera y Cia. de la sumiller valenciana Pilar Esteve, El Cordero y las Vírgenes 2012. Aquí hay buen humor para bautizar los vinos...

Temas