Menú

De aquí para allá: Antequera

Encarna Jiménez y Víctor de la Serna nos hablan de la gastronomía y de lo que hay que hacer y visitar en esta localidad malagueña.

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Capital de comarca y municipio principal del Norte de Málaga, Antequera tiene una posición clave entre la Andalucía Oriental y Occidental, entre el interior y la costa. Estuvo poblada desde época prehistórica, como lo acredita su riqueza en cultura dolménica (Menga, Viera y Romeral). Fue importante lugar ibero-púnico y romano.

Su nombre, Antikaria, sería referencia para la agricultura, la manufactura y la guerra, como plaza fundamental en la Edad Media para la conquista del Reino de Granada. Fernando de Antequera la conquistó y le dio impulso. Mantiene una importante posición estratégica y económica en Andalucía.

Tiene Antequera un gran patrimonio cultural y monumental civil y religioso, especialmente del S. XVI. Algunos antequeranos destacables son Pedro Espinosa, poeta y estudioso del S. XVIII, Muñoz Rojas, Kiti Manver o la Niña de Antequera.

Visita

La alcazaba, construcción musulmana, realza el perfil de Antequera. Conserva la torre del Homenaje y el arco de los Gigantes, del S. XVI. Cerca de este edificio civil se encuentra la Colegiata de Santa María la Mayor, del S. XVI, con influencia gótico-mudéjar y renacentista.

El Museo Municipal es un lugar adecuado para conocer la historia artística de Antequera. Aquí nos informaremos de la cultura dolménica, de los restos fenicios, púnicos y romanos, como la escultura del efebo, o la pintura de Cristóbal Toral, natural de Antequera.

Hay numerosos conventos que actualmente tienen otra función , como el Convento de las Descalzas, de gran interés, el de la Madre de Dios, de la Victoria, etc. Y varias iglesias.

En cuanto a arquitectura civil destaca el Pósito, de origen medieval, las puertas de Málaga, Estepa y Granada y un buen número de palacios.

Es interesante conocer el Museo del Aceite, de la variedad Hojiblanca y el Ayuntamiento, uno de los más bellos edificios de la localidad.

Ruta gastronómica:

Arte de Cozina. Esta casa solariega del siglo XVII, con una pequeña hospedería y un atractivo patio interior, se llamaba hasta el año pasado Coso San Francisco. El cambio de nombre fue para dar a conocer el esfuerzo de su propietaria, Charo Carmona, por recuperar antiguas recetas antequeranas de un libro así titulado, y de servirlas en su restaurante. Muy buena cocina con ese atractivo añadido de la arqueología culinaria, con productos locales: ajo blanco de habas, choto de raza malagueña a la pastoril (llaman choto por aquí al cabrito lechal), taquitos de lomo a la berenjena perdiz en caldo-gazpacho, almojábanas, esos molletes de harina y quedo fresco recubiertos de miel.

Meson Ibérico Dehesa Las Hazuelas. Buena dirección para un almuerzo sencillo y barato a base de una profusión de tapas y raciones: porra antequerana (versión local del salmorejo), rabo de toro, croquetas de jamón ibérico...

Caserío de San Benito (en el aledaño de San Juan, a 17 kms., pero dentro del municipio de Antequera). Es un cortijo andaluz rodeado de olivos en la vega antequerana. Esperanza Muñoz guisa unos platos tradicionales de la región: porra antequerana, porrilla de espinacas, arroz con cabezada de lomo ibérico, flan de huevo casero.

Beber

Ya hemos tenido ocasión de explicar que, junto a los tradicionales vinos dulces de Málaga, han resurgido en los últimos años los vinos secos de mesa en dos comarcas de la provincia: la Axarquía, con sus moscateles, y la serranía de Ronda. Sugerimos dos vinos blancos de moscatel, el Mountain de Telmo Rodxríguez y el Botani de Jorge Ordóñez, y dos tintos, el Cortijo Los Aguilares Pinot Noir de Bibi García y el Sedella de Lauren Rosillo.