Menú

No todo el mundo está cualificado para ser un fan de "One Direction"

Dieter entrevista a Ingrid, una joven de 19 años que lleva más de un mes haciendo cola para conseguir una entrada al concierto de One Direction.

Los protagonistas

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Sangre, sudor y lágrimas no es nada comparado con lo que algunas directioners están dispuestas a dar por ver a su grupo de música favorito en directo.

Con el motivo de la llegada de One Direction a Madrid, algunas de sus seguidoras llevan apostadas a las puertas del Vicente Calderón más de un mes.

Es el caso de Ingrid, que montó su campamento el pasado 29 de mayo. La joven lleva practicamente mes y medio a la espera de la llegada del 10 de julio, fecha en la que se ponen a la venta las entradas para el concierto.

El motivo que da para semejante sacrificio es más bien simple "merece la pena por tener la oportunidad de verlos de cerca".