Menú

Gómez de Liaño no se fía de la inviolabilidad de sus conversaciones con Bárcenas

Luis Herrero ha entrevistado al abogado de Luis Bárcenas, Javier Gómez de Liaño.

En casa de Herrero

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

El juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, ha desestimado la petición de libertad condicional de la defensa del extesorero popular, Luis Bárcenas, al determinar que hay indicios de que pueda fugarse o que pueda destruir pruebas. Esta y otras cuestiones de la actualidad sobre el caso han sido comentadas por el abogado que lleva la defensa del exsenador, Javier Gómez de Liaño, en una entrevista de Luis Herrero en En Casa de Herrero.

El abogado ha argumentado que era probable que el juez Ruz denegase la libertad provisional de su cliente. Javier Gómez de Liaño ha señalado que "era una opción" y, aunque "ha pasado poco tiempo", en este asunto "se puede discrepar".

Gómez de Liaño es detractor de la prisión provisional y en este sentido más aún por "las interferencias insorportables" desde la política y los medios de comunicación que está sufriendo en "el ejercicio de defensa" del extesorero del PP, Luis Bárcenas. En este sentido, Gómez de Liaño no sólo reconoció que sufrió presiones políticas ahora, sino que la Justicia las sufre en otras ocasiones, también las sufrió durante el caso Sogecable cuando ejercía de Juez. Eso sí, Liaño dijo no tener informaciones que le permitieran pensar o intuir que el Juez Ruz las esté sufriendo.

Bárcenas teme por su intimidad

Javier Gómez de Liaño se ha referido también al vídeo en el que se ve a Luis Bárcenas en prisión y del que se está investigando su procedencia. En este sentido ha contado que Bárcenas no quiere salir de su celda pero "no como modo de protesta". El abogado del extesorero popular ha destacado que "no cuenta con garantías de que no vulneren su intimidad" y ha pedido al juez que garantice la privacidad de las conversaciones con su cliente.

Hay riesgo de que se produzca "un atentado físico" contra Bárcenas. Existe "un temor fundado" de que pueda ocurrir. A Liaño le consta "en conversaciones con el director de la prisión", que "Bárcenas es un hombre vigilado y muy vigilado" por el riesgo de que pueda sufrir algún daño. Hay algunas .

Y no queda ahí la cosa. "Hay más riesgos", decía Liaño que ha pedido a Ruz que pregunte al secretario general de instituciones penitenciarias si está en condiciones de "garantizar la inviolabilidad de las comunicaciones del señor Bárcenas con su abogado". Liaño recordaba que "si se ha llegado a consentir que el señor Bárcenas sea fotografiado me tienen que dar muchas garantías de que mis conversaciones con Bárcenas no sufran igual fechoría".

Además, Liaño daba más datos, porque, los "documentos que le entrego a mi cliente" en el locutorio de abogados son revisados y "hojeados con h y sin h" por funcionarios policiales que, según le han dicho, tienen instrucciones de hacerlo. Por eso, el abogado dice tener sospechas de que "la inviolabilidad de las comunicaciones de Bárcenas" con él mismo no están siendo garantizadas. Todo esto, hace que "la defensa sea muy difícil".

El abogado no se fía "de las comunicaciones en la cárcel" porque en España tenemos precedentes de jueces que graban las conversaciones de los abogados y los procesados como se vio con Garzón en el Caso Gürtel.