Menú

A pesar de los golpes y de las piedras...

El uso de la violencia y la coacción por parte de los sindicatos para hacer que una huelga triunfe no es nuevo. César Vidal nos explica que ya era usado por Hitler en la Alemania de 1932. Vidal enumera algunos de los principales actos violentos que han protagonizado los "piquetes informativos".

0
Editorial de César Vidal: Fracaso pese a la violencia Es la Noche

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Cuenta la Historia que en noviembre de 1932, la ciudad de Berlín se vio sometida a una huelga general. La convocaban de manera conjunta el sindicato del partido nacional-socialista de Hitler y el sindicato del partido comunista alemán de Ernst Thälman. Para lograr que la huelga general conjunta triunfara, nazis y comunistas intentaron impedir el libre funcionamiento de los medios de transporte, amenazaron a los que deseaban abrir sus negocios, intentaron que la prensa no pudiera salir a la calle y no dudaron en recurrir a la coacción y a la violencia para impedir que los que deseaban trabajar lo hicieran.

La alianza política de los nazis y los comunistas no encontró respuesta en una población berlinesa que, en parte, temía la brutalidad de ambos sindicatos y, en parte, consideraba que los sindicatos estaban legitimados para coaccionar y violentar a los ciudadanos si buscaban el triunfo de la huelga. Efectivamente, la huelga general convocada en Berlín por los sindicatos nazi y comunista concluyó con un éxito y semejante resultado tuvo importantísimas consecuencias. Tan sólo dos meses después, aupado en el triunfo de aquella huelga y en su repercusión en las elecciones, Adolf Hitler llegó al poder en Alemania.  

Hoy, en medio de actos repetidos de coacción y violencia, perpetrados por los piquetes de los sindicatos UGT y CCOO, ha tenido lugar una huelga general que ha concluido con un estruendoso fracaso. Sin intención de agotar el tema, los hechos son los siguientes:

1. Hoy, ha tenido lugar la huelga general convocada por UGT y CCOO, huelga que ha tenido lugar después de que ambos sindicatos colaboraran con el gobierno de ZP en llevar a cabo una política económica que ha elevado el número de parados a cinco millones de personas.

2. Tras gastar más de cinco millones de euros en carteles y pegatinas, los sindicatos iniciaron ayer la huelga general intentando asaltar las cocheras de autobuses.

3. Durante dos horas, ni Rubalcaba ni Ruiz Gallardón proporcionaron cobertura policial para proteger las cocheras de los autobuses de Madrid.

4. Como ha sido habitual durante décadas, con la excusa de estar informando, los sindicalistas recurrieron a la violencia, la coacción y las agresiones para intentar impedir que los trabajadores acudieran a su trabajo y que funcionaran los medios de transporte.

5. En las horas previas, habían cometido intolerables ataques contra la libertad de expresión intentando que la prensa escrita no pudiera ser distribuida.

6. Los sindicalistas han utilizado la violencia de manera sistemática y repetida agrediendo, por ejemplo, a las trabajadoras de Zara en Galicia mientras las llamaban "putas".

7. Objetivo privilegiado de la violencia sindicalista ha sido la Comunidad de Madrid, paradójicamente, la única que crece económicamente y la que tiene menor proporción de parados de toda España.

8. Así, un grupo de unos quinientos sindicalistas trató de cortar la Gran Vía en sentido Plaza de España, al invadir la calzada al grito de "huelga, huelga". Los sindicalistas, que portaban banderolas de CGT y CCOO, subían y bajaban por la calle para amedrentar a los comerciantes, que abrían sus tiendas cuando los sindicalistas pasaban de largo.

9. Frente a semejante coacción, los ciudadanos madrileños reaccionaron rebelándose contra las amenazas y sacaron a las ventanas pancartas contra los piquetes con los mensajes "Vagos" y "No a la huelga".

10. En paralelo al rechazo ciudadano de los sindicalistas, éstos gritaban "fascistas y terroristas" a la policía y proferían gritos contra Esperanza Aguirre, como "Esperanza al inodoro".

11. El cámara de Intereconomía, Carlos Pecker, fue agredido con huevos y piedras por los sindicalistas mientras lo motejaban de "esquirol" y "facha".

12. A pesar del uso continuo y sistemático de la violencia y de la coacción, la huelga ha sido un fracaso espectacular. 

13. Así, en las ciudades donde los transportes no eran esenciales para llegar al puesto de trabajo o la violencia sindical no pudo ser ejercida de manera masiva, como Huesca o Teruel, el seguimiento de la huelga ha sido inexistente.

14. En el seno de la administración, la huelga no ha llegado a ser secundada ni siquiera por una media del diez por ciento de los ciudadanos.

15. Con todo, el dato más claro sobre el fracaso de la deuda lo proporciona el consumo de electricidad. Entre ayer y hoy, el descenso del consumo de energía eléctrica ha sido sólo de un 14,6%, si tenemos en cuenta que buena parte de ese descenso hay que atribuirlo a los servicios mínimos, la conclusión es que la huelga no ha sido seguida ni siquiera por un ocho por ciento de los trabajadores. 

Hoy ha sido un día realmente histórico. Unos sindicatos que han apoyado incondicionalmente la política económica de ZP durante años, que viven del dinero que se arranca de los bolsillos a los ciudadanos honrados y que son completamente responsables del drama del paro en España habían convocado una huelga de fines poco definidos que incluían desde el ataque a la Unión Europea al insulto contra Esperanza Aguirre.

A pesar de la manera en que el ministro del interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha destinado escasas unidades policiales a mantener el orden

A pesar de la violencia sistemática utilizada por los sindicatos para paralizar los medios de transporte, impedir que los medios de comunicación llegaran a los ciudadanos y amedrentar a los trabajadores que deseaban ir a su puesto de trabajo

A pesar de los golpes y de las piedras, de los insultos y de las agresiones

La huelga general convocada por UGT y CCOO ha concluido con un estruendoso fracaso. No sólo eso. Por primera vez en décadas los ciudadanos españoles han dicho lo que piensan de los sindicatos y lo han dicho lo mismo yendo a trabajar a pesar de las amenazas que gritándoles que son unos "vagos" que viven del trabajo y del sudor ajenos.

Todo esto es lógico porque los sindicatos son co-responsables necesarios del desaguisado económico de ZP y sus acólitos y por eso mismo de que cinco millones de personas se encuentren sin trabajo en estos momentos. 

Todo esto es lógico porque mientras millones de personas perdían su empleo, UGT y CCOO sólo se han dedicado a recibir más dinero procedente del bolsillo de los ciudadanos a la vez que prodigaban "cariñito" a ZP. 

Todo esto es lógico porque UGT y CCOO se han convertido en unas castas privilegiadas donde cuellos sin camisas dejan pasar las comidas de los restaurantes más lujosos de España mientras disfrutan de cruceros en el Báltico o se apoderan de viviendas de protección oficial que no les corresponden legalmente. 

Sí, todo esto es lógico, pero es la primera vez. Por eso, quizá nos hallemos ante el principio del resquebrajamiento de un sistema injusto y cleptócrata en el que grupos de privilegiados se han dedicado a vivir a costa de los ciudadanos honrados con el pretexto del progresismo. 

Quizá la dictadura de lo políticamente correcto, el victimismo rapaz de los nacionalistas catalanes y vascos o la supuesta legitimidad de sindicatos como UGT y CCOO haya comenzado a resquebrajarse. 

Quizá, aunque la situación es muy mala, todavía existan motivos para la esperanza.

En esRadio

    0
    comentarios
    Acceda a los 3 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia