Menú

Castilla y León

La información, en Castilla y León Es Noticia, con Tamara Hernández. A las 7:50 y 13:40 horas, además de los diferentes boletines a lo largo de la jornada.

El entretenimiento, con Fernando Puga en Es La Mañana de Castilla y León. Todos los días, desde las 12:10 horas.

Nuestros programas, los lunes, ES DEBATE. Los martes, esEuropa. Los miércoles, Es El Campo de Castilla y León. Los viernes, El mejor día de la semana.

De lunes a viernes de 19:05 a 19:30 es Salud.

No te pierdas los sábados, El Picaporte, con Javier Pérez Andrés, desde las 12:05 horas y  Pasaje de Ida Radio de 16:00 a 17:00.

Contacta con nosotros

ivalladolid@castillayleonesradio.es

983 137 137

 

Departamento comercial

Responsable: Reyes Alonso

Email: ralonso@castillayleonesradio.es

Teléfono: 620 285076 / 983 137137

 

La Santa Sede reconoce abusos sexuales en el Colegio Juan XXIII de Puebla de Sanabria y 'suspende' durante 10 años al sacerdote que los cometió

Deberá residir en un monasterio o convento fuera de la Diócesis de Astorga.

Deberá residir en un monasterio o convento fuera de la Diócesis de Astorga.
El obispo actual de Astorga, Juan Antonio Menéndez | Ical

La Congregación para la Doctrina de la Fe reconoce como probados los abusos sexuales denunciados por un ex alumno en el Colegio Juan XXIII de Puebla de Sanabria, cometidos entre 1981 y 1984, y le condena a la pena canónica de privación del ejercicio público del ministerio sacerdotal durante diez años, residiendo en un monaterio o convento fuera de la Diócesis de Astorga, según lo anunció hoy el obispo, Juan Antonio Menéndez.

Tras ese periodo, la sentencia determina que el sacerdote José Manuel R.G. podrá volver a la Diócesis para residir en la casa sacerdotal y sólo podrá celebrar la Eucaristía fuera de ella con autorización expresa. Se trata, según el prelado, de una pena "muy dura" -la máxima sería la expulsión del estado clerical-.

La víctima presentó la denuncia en febrero de 2017, 35 años después, con lo que penalmente los hechos están prescritos. El sacerdote, detalló el obispo, "no aclaró ni reconoció explícitamente los hechos pero todas las circunstancias que concurrían concluyeron que había una altísima certeza moral de que esto había ocurrido".

Menéndez expresó "su dolor por la gravedad del delito cometido" y pidió perdón a la víctima además de ponerse a su disposición para acompañarle espiritual y humanamente y, "en comunión con el papa Francisco", quiso manifestar su "firme condena y repulsa a estos hechos execrables y vergonzosos, al mismo tiempo que reafirmo mi decisión de luchar contra estos delitos por todos los medios legítimos".

También reclamó "a los cristianos y a la sociedad" que se haga todo lo posibles para que se garantice y se proteja a los menores y a las personas vulenarables y para que se implementen las medidas para que se evite que situaciones así se repitan.

En esRadio

    0
    comentarios