Menú

Castilla y León

La información, en Castilla y León Es Noticia, con Luis Huerga, Goyo Castro, Antonio Álvarez y Beatriz Olandía. A las 7:50, 12:05, 13:45 y 19:55 horas, además de los diferentes boletines a lo largo de la jornada. 

El entretenimiento, con Fernado Puga en Es La Mañana de Castilla y León. Todos los días, desde las 12:15 horas.

El Deporte, de 15:05 a 16:00 horas, programación especial en Valladolid, León, Bierzo y Soria. 

Nuestros programas, los lunes, el deporte. Los martes, Parlamentarios. Los miércoles Es El Campo de Castilla y León. Los jueves, La Tertulia. Los viernes, Es La Tarde de Castilla y León. 

No te pierdas los sábado, El Picaporte, con Javier Pérez Andrés, desde las 12:05 horas. 

Contacta con nosotros

ivalladolid@castillayleonesradio.es

983 137 137

Departamento comercial

Responsable: Reyes Alonso

Email: ralonso@castillayleonesradio.es

Teléfono: 620 285076 / 933 137137

 

Fallece el cineasta salmantino Basilio Martín Patino

El director de ‘Nueve cartas a Berta’ y promotor de las Conversaciones sobre el Cine Español murió en Madrid a los 86 años de edad

Agencia Ical
0
Basilios Martín Patino | Agencia Ical

El cineasta salmantino Basilio Martín Patino (Lumbrales, 1930) falleció en Madrid tras una larga enfermedad. El director de ‘Nueve cartas a Berta’ y promotor de las Conversaciones sobre el Cine Español, sobre las que asentó sus bases el Nuevo Cine Español en los años 60, estaba alejado de las cámaras desde que en 2012 presentó en la Seminci su último documental, ‘Libre te quiero’, donde plasmó la efervescencia del 15M.

Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Salamanca y diplomado en Dirección por el Instituto de Investigaciones y Experiencias Cinematográficas, con 23 años se inicia en el mundo del cine y en 1953 funda el Cine-Club universitario de Salamanca y, posteriormente, la revista ‘Cinema Universitario’. Dos años después, participa en la creación de las Conversaciones de Salamanca, foro en el que se analiza el estancado cine del franquismo, y donde se forja una generación de cineastas que intentó retratar la realidad social del país.

Director y guionista desde los sótanos (pues en ellos se fraguaron buena parte de sus películas en su empeño por eludir la censura) Martín Patino comienza su andadura profesional con dos cortos: ‘El noveno’ (1959) y ‘Torerillos’ (1962). El paso al largometraje lo da en 1965, con ‘Nueve cartas a Berta’, película donde sienta las bases de una producción cinematográfica breve, polémica y comprometida, con películas necesarias para él pero molestas para el régimen.

Después llegaría ‘De amor y otras soledades’ (1969), una mirada crítica al matrimonio que representó a España en la Mostra de Venecia, y ‘Canciones para después de una guerra’ (1971), cinta prohibida por la censura y que Martín Patino montó en el sótano de su casa conjugando muy intencionadamente canciones de moda de la época con imágenes rescatadas por el director.

También nacieron clandestinamente sus siguientes obras: ‘Queridísimos verdugos’ (1973) y ‘Caudillo’ (1974), trabajos donde critica con gran crudeza la figura del dictador, de la guerra civil y de la posguerra. Ninguno de los dos títulos salió del sótano hasta 1977, momento en el que Martín Patino se erige como el cineasta de la Transición.

No obstante, tras la llegada de la democracia y salvando varios trabajos para vídeo, trascurren diez años hasta que el cineasta vuelva a ponerse detrás de una cámara y, tras crear su propia productora, La Linterna Mágica, estrena en 1985 ‘Los paraísos perdidos’ y, dos años después, ‘Madrid’ (1987).

Ya en 1996, y bajo su faceta de director de documentales, comienza a trabajar en la brillante serie de siete películas ‘Andalucía, un siglo de fascinación’.

Su último largometraje de ficción, coincidiendo con la designación de Salamanca como Capital Europea de la Cultura en 2002, fue ‘Octavia’, con la que regresó al Festival de San Sebastián con un tributo a su ciudad natal. Ese mismo año fue homenajeado por la Semana Internacional de Cine de Valladolid, que le entregó la Espiga de Honor, le dedicó una retrospectiva completa y una publicación monográfica sobre su trayectoria, escrita por su estrecho amigo y entonces director de la Filmoteca de Castilla y León, Juan Antonio Pérez Millán.

Reconocimientos

Su paciencia en el estilo de trabajo unida al contenido comprometido de sus obras ha sido reconocida por la crítica nacional e internacional desde bien temprano. Así, ‘Nueve cartas para Berta’ recibió la Concha de Plata del Festival de San Sebastián en 1965, y ‘La seducción del caos’ fue premiada en 1991 en el Festival de Cannes. En el año 2000, al recoger el Premio Alfonso X El Sabio, define así su estilo de trabajo: "Me dedico a la pasión de investigar, indagar, buscar, observar todo aquello que me atrae, pensando que después de reflexionarlas, quizás se puedan convertir en una película".

En 1996 fue distinguido con la Medalla de Oro de la Ciudad de Salamanca, y en 2005 con la Medalla de Oro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, galardón alcanzado por "una obra que representa los valores imperecederos de la apuesta por un cine inteligente, complejo e inmerso en la realidad y la evolución de un país".

En esRadio

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'El desprestigio de Cataluña en toda España'
    2. Boadella: "Aborrezco a los de la puntita nada más"
    3. Luis Herrero: 'Calle sin salida'
    4. Qué tienen en común (y España no) los dos mejores sistemas de pensiones del mundo
    5. Seis pueblos + 1 que no hay que perderse en la frontera entre Asturias y Galicia
    0
    comentarios

    Servicios