Menú

Santiago Abascal, molesto con que se filtrara que aceptó un "cambalache"

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, chantajeó a Santiago Abascal: "O renuncias o no nombro a Urquijo".

ESRADIO
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Entrevista de Luis del Pino a Santiago Abascal Sin Complejos

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Entrevista de Luis del Pino a Santiago Abascal" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, chantajeó a Santiago Abascal: "O renuncias o no nombro a Urquijo".
Santiago Abascal en una imagen de archivo | LD

Este viernes fuentes consultadas por Libertad Digital confirmaban que el PP Vasco había chantajeado a Santiago Abascal, presidente de DENAES, para que renunciara al acta de diputado que le correspondía en el País Vasco, a cambio de que el aparato del partido aceptase nombrar a Carlos Urquijo delegado del Gobierno en esta comunidad autónoma.

Precisamente, este sábado el presidente de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES), Santiago Abascal, ha atendido la llamada de Sin Complejos en esRadio, para dar su versión de lo sucedido.

"A veces toca vivir espisodios que desalientan un poco", decía Abascal antes de confirmar todo lo publicado por Libertad Digital y El Mundo. Aclara que "me molestaron más las formas con las que me lo pidieron que propiamente lo que me pidieron", y que no fue otra cosa que renunciar por escrito a la política vasca.

"Me pidieron la renuncia preventiva y previa al acta de diputado que me correspondía en caso de que Urquijo tuviera que renunciar a ella para asumir el cargo de delegado del Gobierno en el País Vasco".

En cualquier caso, Abascal no ha dejado pasar la oportunidad para aclarar que su vocación ha sido y es la política vasca, es "donde siempre he querido estar", pero es algo que "no quiero hacer enfrentándome a mi partido".

Lo que más ha molestado a Santiago Abascal es que, después de aceptar la petición que le hizo el partido, se filtrara que lo que había aceptado era "no sé qué pacto con el partido o que yo hubiera aceptado por no sé qué clase de cambalaches". Aceptó, dice, porque no quiere hacer política en contra de su partido, porque está igualmente contento con el cambio de Gobierno y, sobre todo, porque entiende que "Urquijo va a ser un gran delegado del Gobierno".

Con todo, no esconde su falta de sintonía con la línea que lleva el PP vasco donde "la estrategia es la pluralidad sin matices". Insiste en que "cuando hacia fuera no se muestra sectarismo ninguno, y hacia dentro se muestra tanto sectarismo, creo que no es bueno", reflexionaba. Sobre todo, en un momento en el que "tengo la preocupación de que, en el País Vasco, ETA pueda llegar a obtener el poder".

En esRadio

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 21 comentarios guardados

    Servicios