Es la Mañana de Federico

Psicología: Trastorno bipolar

Presentado por Federico Jiménez Losantos | 27:30

Federico y Silvia Jato entrevistan al doctor Antoni Benabarre, psiquiatra y neurólogo en el Hospital Clínico de Barcelona, sobre el trastorno bipolar.

25 de Noviembre de 2013
Descargar Ponlo en tu web
  • Intervienen: Federico Jiménez Losantos, Silvia Jato

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Psicología: Trastorno bipolar" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×
Relacionado
Publicidad
esRadio

"El trastorno bipolar es una cuestión delicadísima" ha comentado Federico Jiménez Losantos con Silvia Jato en la sección sobre psicología de Es la Mañana... . Jiménez Losantos ha señalado que se trata de "personas que no son capaces de controlarse a sí mismos".

Para arrojar algo de luz sobre los trastornos bipolares han entrevistado al doctor Antoni Benabarre, psiquiatra y neurólogo del Hospital Clínic de Barcelona, que ha explicado los síntomas, las formas de detectar el trastorno y el tratamiento que deben seguir estos enfermos.

Es una enfermedad que sufren algunos rostros conocidos pero sin duda el más destacado es el de la actriz galesa Catherine Zeta-Jones que ha tenido que ser ingresada en más de una ocasión por algún episodio depresivo.

"El trastorno bipolar tiene dos fases" ha señalado Silvia Jato, que ha explicado que "hay una muy marcada conocida como la maníaca" y otra "depresiva". En la primera, los enfermos que padecen este tipo de trastornos "se sienten eufóricos hasta el punto de ser irritables; piensan con gran rapidez y desordenadamente; hablan muy rápido; se desconcentran; tienen sentimientos de grandiosidad; gastan dinero en exceso y suelen ser promiscuos". La colaboradora de Es la Mañana... ha remarcado que sin embargo en la fase depresiva "pierden el interés en las cosas placenteras, tienen alteraciones en la alimentación y tiene pérdida de energía".

El doctor Antoni Benabarre ha indicado que "los cambios suelen ser muy bruscos, de un día para otro" y que una persona con esta enfermedad "pasa de estar eufórico a tener una depresión muy profunda con pensamientos suicidas". La ha diferenciado de la esquizofrenia en que "los pacientes pueden hacer su vida normal y trabajar en cualquier entorno", si siguen el tratamiento.

"Hay dos grupos de bipolares" ha remarcado el Dr. Benabarre. Los hay en los que "predominan la recaída en fase depresiva y los que lo hacen en la forma maníaca". Los segundos "no suelen identificar la enfermedad" porque "está encantado y le cuesta comprender que tiene que tomar una medicación" mientras que los primeros "lo sufren en sus carnes y piden ayuda".

Porque es una enfermedad que necesita tratamiento "a largo plazo" porque suele ser "crónica". El Dr. Benabarre ha señalado que cuesta retirar el tratamiento a un enfermo bipolar porque en muchos casos se producen recaídas aunque hayan pasado cinco años estabilizados.

El consumo de drogas, un desencadenante

Aunque "es una enfermedad de base genética" hay un porcentaje muy alto de enfermos que desencadenan un trastorno de bipolaridad por el consumo de alcohol o drogas.

El psiquiatra y neurólogo del Hospital Clínic de Barcelona ha señalado que los que sufren el trastorno bipolar a partir del consumo de drogas tienen más posibilidades de vivir sin tratamiento una vez que han podido abandonar su adicción.

Otro de los problemas derivados de esta enfermedad es lo duro que es para los padres o las parejas. Muchas veces "les resulta difícil comprender" ha remarcado el Dr. Antoni Benabarre. Ellos son conscientes que "lo que les viene encima es el inicio de una situación en la que esa persona no va a ser igual y tendrá que cambiar su estilo de vida".

Sin embargo ha roto una lanza por el optimismo asegurando que "un tratamiento correcto nos asegura que el paciente hará una vida normal" pese a que "naturalmente las familias lo viven mal". El psiquiatra y neurólogo del Hospital Clínic de Barcelona ha añadido que "como toda enfermedad crónica el trastorno bipolar afecta al paciente pero también a su familia".