ENTREVISTA CON CÉSAR VIDAL

Federico: "El régimen del 78 está muerto y nadie quiere levantar acta de defunción"

César Vidal recibió a Federico Jiménez Losantos en Es la noche de César para presentar el tercer volumen de Breve Historia de España, que recoge la sección de historia de Es la mañana de Federico. Abarca el periodo de la Restauración a la II República que para los autores tiene similitudes con la España actual.

Libertad Digital

Federico Jiménez Losantos visitó Es la noche de César para hablar de Historia de España III (Planeta) que acaba de publicar junto a César Vidal, que abarca el final del siglo XIX y la agitada primera mitad del siglo XX. La serie está basada en la Breve historia de España que cada lunes abordan Federico y César en Es la mañana de Federico de esRadio.

Para Federico "lo que me parece mas terrible, es que el régimen de la Restauración se agota, tras un cuarto de sigo muy eficaz y haber establecido poder civil, cuando veníamos de varias guerras civiles" pero sucede "algo muy trágicamente español, eso de que los árboles se mueren de pie, que es que nadie reconoce que está muerta y sigue otros 25 años".

Esta es una de las grandes similitudes con el periodo actual ya que, en opinión de Jiménez Losantos, "el régimen constitucional está muerto y nadie quiere levantar acta de defunción". A la hora de señalar a los responsables Jiménez Losantos lo tiene claro: "el PSOE más el nacionalismo catalán" que unen sus fuerzas contra un régimen liberal español, y hoy en día "la izquierda antinacional y separatismo catalán son más fuertes que nunca".

Jiménez Losantos deja una puerta abierta al optimismo al subrayar que "en las generaciones jóvenes hay un sentimiento de reivindicación de lo español y de más libertades", y "en eso hemos ganado, hemos vuelto al 12", en referencia al liberalismo de la Cortes de la Cádiz.

En esa línea de cierto optimismo, Federico Jiménez Losantos añadió que en "los últimos años la Iglesia se ha disuelto, pero no los valores morales del bien y mal". En este sentido, explicó que "una cosa es que la gente no crea en la Iglesia, en Cataluña es imposible, pero sí cree en valores como la familia, propiedad, piedad, caridad... que están absolutamente anclados hasta en el refranero y en la mejor tradición española y eso sobrevive".

Como ejemplo recordó las movilizaciones en defensa de las víctimas del terrorismo de la pasada Legislatura, con grandes manifestaciones en las que "buena parte eran jóvenes".

Acceda a los 10 comentarios guardadosClick aquí

Síguenos