Menú

Castilla y León

La información, en Castilla y León Es Noticia, con Luis Huerga, Goyo Castro, Antonio Álvarez y Beatriz Olandía. A las 7:50, 12:05, 13:45 y 19:55 horas, además de los diferentes boletines a lo largo de la jornada. 

El entretenimiento, con Fernado Puga en Es La Mañana de Castilla y León. Todos los días, desde las 12:15 horas.

El Deporte, de 15:05 a 16:00 horas, programación especial en Valladolid, León, Bierzo y Soria. 

Nuestros programas, los lunes, el deporte. Los martes, Parlamentarios. Los miércoles Es El Campo de Castilla y León. Los jueves, La Tertulia. Los viernes, Es La Tarde de Castilla y León. 

No te pierdas los sábado, El Picaporte, con Javier Pérez Andrés, desde las 12:05 horas. 

Contacta con nosotros

ivalladolid@castillayleonesradio.es

983 137 137

Departamento comercial

Responsable: Reyes Alonso

Email: ralonso@castillayleonesradio.es

Teléfono: 620 285076 / 933 137137

 

El cerero de Semana Santa medita jubilarse

Manuel Yuste, propietario de la Fabril Cerera de Segovia y que no tiene relevo, no sabe si seguirá abierto

Agencia Ical
0

La Fabril Cerera es el único taller de fabricación de velas que ha existido en la ciudad de Segovia. Abrió sus puertas hace casi ochenta años. Un lugar al que llegó por casualidad, un jovencísimo Manuel Yuste. "Tenía 14 años. Entré, me gustó y ya no lo dejé", recuerda. Se puso en manos del maestro cerero y entró como aprendiz. Así ha pasado medio siglo. Este año ha cumplido las bodas de oro en este oficio y llega el momento del gran dilema: jubilarse o no.

Afirma que le está dando muchas vueltas a la cabeza sobre qué hacer durante los próximos meses. "Aún no le puesto fecha pero no se si estaré abierto, si aceptaré pedidos para la Semana Santa del año que viene. O lo mismo me echo para atrás y sigo. Lo estoy valorando", reflexiona Manuel.

En el tono de su voz, en la cuidada selección de las palabras, se nota que no está siendo una decisión nada fácil. Es consciente de lo que hay detrás, el cierre definitivo de La Fabril Cerera de Segovia. No hay relevo para ponerse al frente de este taller artesano de velas. No se va a transmitir a la siguiente generación.

Tampoco ha tenido aprendices. Reconoce que viene mucha gente a visitarlo, que sienten mucha curiosidad por la labor y el trabajo que aquí se realiza pero a la hora de la verdad, nadie le ha preguntado en serio por quedarse con el negocio. Sólo alguna vaga oferta. "Me dicen si alguna vez te jubilas me avisas, pero no ha querido nadie", afirma Manuel Yuste.

En los momentos de máximo apogeo llegaron a ser entre ocho y nueve personas. Son los años en los que las iglesias consumían casi toda la producción que hacían. El producto estrella eran las lamparillas para las ofrendas. Estas estructuras de forja en las que se colocaban decenas de velas, que los fieles, encendían en señal de fe y devoción. Se llegaban a hacer entre 10.000 y 15.000 lamparillas en un sólo día. Una cantidad que ahora puede ser la producción que hace Manuel en todo un año.

Semana Santa

A partir de octubre y noviembre, el maestro cerero empieza a recibir los encargos de cara a la Semana Santa por parte de las cofradías, hermandades y feligresías. Hace miles de velas, elemento imprescindible en todos los actos de la Semana de Pasión. No sólo realiza trabajos para Segovia, también para las procesiones y vía crucis de otros puntos de España, especialmente de la comunidad cántabra. Son semanas de mucho ajetreo para Manuel Yuste que está solo al frente del taller. Afirma que se ha convertido en un 'Juan Palomo' tal cual está oficio de la vela artesanal.

Sigue haciendo las velas tal y como le enseñaron. Un primer elemento clave: el pábilo. Un hilo grueso, resistente, poco tramado y hecho de algodón. Es la mecha entorno a la que se van dando capa tras capa de acera de abeja. En este proceso se une la tradición y la paciencia, así como el ingenio del artilugio que utiliza para poder ir haciendo las velas, porque después de cada capa, hay que esperar que se enfríe y así volver a sumergirla en la cera. Según el grosor que se necesita así se le van dando un número concreto de capas. Los cirios pueden llegar a tener a necesitar entre 400 y 500 capas de cera. La Semana Santa permite mantener con vida la Fabril Cerera de Segovia.

Futuro incierto

El resto del año, los clientes son hoteles, casas rurales, restaurantes, herbolarios, etc. Lugares donde siempre se busca ese detalle de calidez que ofrece una vela. Son encargos que normalmente son cantidades más pequeñas. Manuel Yuste se adapta a los gustos y necesidades de cada establecimiento, si desean que sean velas decoradas o perfumadas. Las velas de la Fabril Cerera, de las manos artesanas de Manuel Yuste, han llegado a las mesas de grandes eventos incluso a producciones teatrales.

Décadas de historia, repletas de anécdotas y dedicación a su oficio. En poco meses, este taller, situado en el recinto amurallado de la capital segoviana, en la calle Licenciado Peralta, podría cerrar sus puertas. Manuel decidirá si se jubila o sigue un poco más. Lo que no le cabe duda, y responde con rapidez, es que este oficio está en peligro, "tiene fecha de caducidad al cien por cien"

En esRadio

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Muere Santiago Abascal Escuza a los 67 años
    2. Federico Jiménez Losantos: 'Rajoy se entrega al separatismo vasco y Sánchez se arrastra ante el catalán'
    3. El cardenal Omella también purga: "año sabático" para el cura Ballester
    4. Las claves de la operación Neymar
    5. Gonzalo Altozano: '¡Santiago y viva España!'
    0
    comentarios

    Servicios