Informe: La Radio en Andalucía

La Junta cierra las emisoras que emitían esRadio

                   

Javier Somalo

Tras las pasadas elecciones autonómicas en Andalucía la Junta se ha apresurado a cerrar o apremiar el cese de actividad de las emisoras de radio que emitían la programación de esRadio en la región. En cuestión de días han llegado a nuestras oficinas en Madrid miles de quejas en forma de correos electrónicos o llamadas telefónicas preguntando por el repentino silencio de la emisora que escuchaban cada día. Sevilla, Cádiz, Granada, Córdoba, Huelva, Málaga,Torredelmar y Almería han emitido la señal de esRadio en Andalucía aportando profesionalidad y servicio público con espacios informativos locales y regionales. Sin ir más lejos, esta Semana Santa, el equipo de Sevilla, dirigido por Carlos Morillas, retransmitió en directo por segundo año consecutivo la Madrugá sevillana, en un evento radiofónico de seis horas. Otras emisoras, como la de Córdoba, se ponen como ejemplo en otros medios, como ocurrió recientemente en un reportaje de Canal Plus.

Todas ellas recibieron antes de las elecciones cartas avisando del cierre pero el resultado electoral del 25 de marzo ha sido la clave para que la Junta haya pisado el acelerador. Ahora esRadio no se puede escuchar por emisión convencional en Andalucía.

Más allá del falso e interesado debate sobre las mal llamadas "radios piratas" interesa ahora describir el panorama radiofónico denominado "legal" en Andalucía. Cuando se habla de ilegalidad o de irregularidad jamás se alude a la Administración y a cómo ejerce su monopolio en la concesión de licencias habilitantes para la radiodifusión, cuando las conceden.

En España, el espacio radioeléctrico pertenece al Estado y se administra de forma pública por ser, dicen, “un bien escaso”. Le corresponde a las Comunidades Autónomas su gestión a través de concursos públicos para la obtención de licencias que habilitan a un medio de comunicación a emitir legalmente por un periodo de tiempo determinado.

El 70% públicas, el 30% privadas

¿Cómo es ese espectro radioeléctrico en Andalucía? En el caso que nos ocupa, el de la radiodifusión, el siguiente gráfico resume bien el estado de la cuestión:

Para empezar, el 69,7% de las radios andaluzas está en manos públicas. Esto supone 497 emisoras de las 713 que operan con licencia en la comunidad. Si el espectro radioeléctrico es "un bien escaso" y la Constitución –también y más concretamente la sentencia de TS sobre el antenicidio– consagran la pluralidad informativa bastaría con que se retiraran las emisoras públicas o se redujeran al mínimo indispensable para que el "bien" radioeléctrico estuviera más repartido.

De esas 497 emisoras públicas andaluzas, 106 corresponden a Canal Sur, ente que engloba a Canal Sur Radio, Canal Fiesta y Radio Andalucía (también Canal Flamenco, pero de momento emite sólo por Internet), todas ellas presentes en las ocho provincias y con diales distintos.

Otras 83 frecuencias corresponden a RNE, que engloba Radio 1, Radio Clásica, Radio 3 y Radio 5 Todo Noticias. El resto, 308 emisoras, son, como dice la Junta, "explotadas por los ayuntamientos" y las analizaremos en esta misma noticia, más adelante.

La confusión generalizada es que el "servicio público" lo prestan sólo los medios de comunicación públicos cuando no es así. La mayoría de las emisoras privadas ofrecen tanto o más servicio público que los entes estatales, autonómicos o locales. Cualquier parrilla de cualquier emisora privada informa cada hora sobre la situación meteorológica, el estado del tráfico nacional, regional y local, atiende a las Instituciones Públicas ofreciendo cualquier comunicación de interés, difunde teléfonos de emergencia o de consulta y cubre meticulosamente las agendas culturales. De hecho, los pliegos de los concursos para conseguir licencias obligan a atender al servicio público. ¿Son necesarias entonces casi 500 emisoras públicas sólo en Andalucía?

Casi el 57% de las privadas está en manos de Prisa

Pero, ¿qué ocurre en el ámbito privado? De esas 713 emisoras con licencia sólo 216 están en manos privadas. Son las que consiguen ganar los concursos públicos que convoca la Junta. Hasta hoy sólo se han convocado en los años 1984, 1989, 2003 y 2007 y casi siempre se han adjudicado las licencias muy superado el plazo legal y con un largo expediente de irregularidades. Baste decir que el concurso convocado en 2007 –en el que esRadio estaba presente y no obtuvo licencia alguna– se resolvió en el año 2011.

Cuatro concursos en 30 años. Cualquier empresa radiofónica surgida, por ejemplo, en la década de los noventa tenía sencillamente prohibido operar de forma directa. Lo que les sucede a las empresas que se presentan a concurso también es fácil de resumir: el 56,48% de las emisoras privadas que operan en Andalucía pertenece al Grupo Prisa (SER convencional, 40 Principales, M-80 Radio, Cadena Dial, Radiolé y Máxima FM), 122 de las 216 que exhiben el nihil obstat. El resto queda distribuido de la siguiente forma: COPE (19), Kiss (12), Uniprex (37), Vocento (18), Unedisa (1) y otras (7). ¿Qué queda pues, del pluralismo informativo consagrado en la Constitución e invocado por el Tribunal Supremo a raíz del caso antenicidio?

El entramado municipal (308 licencias)

La Junta de Andalucía ha asignado nada menos que 308 frecuencias distintas en las ocho provincias para el desarrollo de radios de ámbito municipal. Analizar el panorama radiofónico de los 771 ayuntamientos andaluces es tarea casi imposible. Pero sí se puede hacer una aproximación fijándonos en una red llamada EMA-RTV y en su cadena OLA (Onda Local de Andalucía) que representa buena parte de esas 308 frecuencias aunque no todas. La Asociación de Emisoras Municipales y Comunitarias de Andalucía (EMA-RTV) es, según rezan sus estatutos "un proyecto andaluz de comunicación para el empoderamiento ciudadano". Además dice ser "una asociación sin ánimo de lucro para la mejora de la comunicación pública local andaluza".

En teoría engloba a unos 100 ayuntamientos y en lo que a radiodifusión se refiere OLA constituye toda una cadena pública con contenidos comunes “de obligada emisión”, que son precisamente los de carácter informativo. Recomendamos escuchar algunos ejemplos de boletín informativo emitidos por OLA.


Parrilla de OLA. En rojo las franjas de programación de emisión obligatoria. Pulse para AMPLIAR

Para hacerse una idea del tipo de servicio público que ofrece esta cadena basta echar un vistazo a su organigrama: su Junta Directiva "emerge de los municipios asociados". En el momento de la consulta por este periódico todos ellos seguían apareciendo como alcaldes del PSOE e IU. Tras las municipales de 2011 el panorama cambió pero la red de radios locales sigue emitiendo el mismo contenido. Otro dato de interés es la formación del llamado Consejo Asesor, compuesto por personalidades de renombre socialista como Antonio Rodríguez Almodóvar, comisario de la Expo 92; Manuel Ángel Vázquez Medel, ex Presidente del CAC andaluz o Ana María Ruiz Tagle, esposa de Rafael Escuredo, el primer presidente de la Junta de Andalucía.

Otra red andaluza de emisoras de radio y televisión es la denominada AIERTA (Asociación Independiente de Emisoras de Radio y Televisión de Andalucía) y que emite programas de televisión principalmente en ayuntamientos gobernados por el PP. Durante un tiempo, la red AIERTA emitió contenidos informativos televisivos producidos por LDTV. Pero en el panorama que nos ocupa, el radiofónico, parece insignificante a juzgar por la ausencia de datos sobre una posible red de emisoras de FM.

Sin embargo, a través de esta plataforma sí parece que se da cobertura a cadenas nacionales como sería el caso de Radio Ronda con la cadena COPE a través de la Sociedad Municipal de Comunicación. Aún en el caso de que este ejemplo estuviera más extendido, el propietario de las licencias seguiría siendo el ayuntamiento, privando así a las empresas privadas de ese bien tan “escaso” que es el espacio radioeléctrico.

Acceda a los 152 comentarios guardadosClick aquí

Suscripción

Lo más popular