entrevistada en esradio

Cristina Cifuentes: "A mí me han elegido para hacer cumplir la ley"

La Delegada del Gobierno en Madrid ha hablado de las amenazas de sindicatos y otros grupos sobre próximas movilizaciones y huelgas.

LIBERTAD DIGITAL

Cristina Cifuentes ha sido entrevistada en Es la mañana de Federico de esRadio, donde ha hecho balance de su primer mes al frente de la Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid. La popular ha asegurado que se siente plenamente "respaldada" ya que "hasta la fecha no he recibido ninguna llamada de nadie del Gobierno autonómico, ni de la Nación. Tengo el convencimiento de que a mí me han elegido para hacer cumplir la ley" explicó. 

Cifuentes ha puesto de relieve que "desde que gobierna el PP la conflictividad social es mayor, y eso tiene un trasfondo político", aseguró. "Durante estos años hemos echado de menos que los sindicatos" se movilizasen "salvo el amago de huelga esa que hicieron" y ahora "en apenas dos meses que lleva" amenazan con agitar la calle.

Derecho a huelga vs Derecho al trabajo

Tras las amenazas de los sindicatos con celebrar una huelga general en la capital española, la Delegada del Gobierno se ha mostrado preparada para asumir el reto y los problemas que ocasionará para quienes sí quieran trabajar. Cifuentes ha expresado claramente su postura sobre la colisión de ambos derechos, que están "constitucionalmente reconocidos". "El que quiera trabajar tendrá derecho a poder hacerlo, y mi obligación es garantizar que podrá hacerlo" aseguró, y añadió que sobre el derecho a la huelga "con más de cinco millones de parados una huelga general no soluciona nada, pero esto es sólo mi opinión personal. Quien quiera hacer huelga, podrá hacerlo".

La Delegada del Gobierno aseveró que "voy a dificultar la existencia de esos piquetes que buscan imposibilitar que trabaje quien quiera trabajar" y que se mantendrá muy vigilante con los transportes porque sabe que "la medida del éxito de una huelga es si se paralizan los servicios esenciales".  

Al hilo de esto, Cifuentes explicó que "el mantenimiento del orden es compatible con el derecho a manifestarse. Lo que no puede ser es pensar que cualquier persona o grupo puede tomar una plaza en Madrid y convertirlo en el salón de su casa". Toda la situación generada por los indignados ha llevado a que "una de las frases más repetidas de los últimos tiempos es que la gente se sorprende de que se quiera hacer cumplir la ley". 

"Yo creo que efectivamente la ley hay que cumplirla y punto. Se pueden compatibilizar los derechos de cualquier ciudadano a manifestarse dentro de un orden y dentro de lo que la ley marca... que es lo que no ha pasado en los últimos años", aclaró. "Cualquiera que quería hacer una manifestación pensaba que la calle era suya y que podía hacerlo sin ningún tipo de trámite", dijo, expresando su voluntad de cambiar este extremo.

Además, contó que "al margen de lo que sale en los medios, en Madrid diariamente se realizan diez o veinte manifestaciones al día, en puntos neurálgicos para causar molestias y tener efectividad" 

Polémica con el término "cristiano" en el PP

Cristina Cifuentes también ha hablado sobre la polémica que ha surgido sobre la propuesta para el Congreso del PP de eliminar el término "cristiano" del ideario del partido para sustituirlo por occidental o europeo. La popular ha asegurado que "en los congresos de los partidos se puede plantear lo que el compromisario quiera" y ha insistido en que le gusta debatir. "Luego todos los militantes aceptaremos, acataremos y cumpliremos lo que diga la mayoría", sentenció.

En este sentido, insistió que no entiende muy bien esta polémica puesto que dice no haber hablado de este asunto. "Creo que se le ha dado una importancia desmesurada", aseguró, para añadir que "se ha sacado de contexto y se ha dado una interpretación en la que no me reconozco". Además, ha asegurado que ha sido sometida "a una especie de linchamiento absoluto" por haber propuesto la enmienda al Congreso del PP. 

Por ello, Cifuentes explicó en los micrófonos de esRadio que "esta propuesta va un poco en el sentido de entender que efectivamente el concepto de humanismo ya engloba al cristianismo". "Yo no he planteado renunciar a estos planteamientos", agregó. De este modo, agregó que las creencias deben quedar en el ámbito "personal" aunque dijo que ella no pide "renunciar a nuestra cultura". Puso de ejemplo que ella ha llevado a sus hijos a un colegio católico.

Contra los multirreincidentes

Por último, Cifuentes ha lamentado que sus predecesoras no han “exprimido” todo el potencial que tiene la Delegación del Gobierno para ofrecer servicios a los ciudadanos, y ha descartado aspirar a altos cargos dentro del PP. “No tengo ambición política, y no me ha ido mal”, ha concluido.

Para la delegada del Gobierno en Madrid, la Policía "está para ayudar a los ciudadanos, para que la Ley se cumpla", y la población debe sentir que "los delincuentes son los malos y los policías, los buenos". Cifuentes ha dicho que a la ciudadanía le produce "mucha frustración" el ser víctima de la delincuencia multirreincidente, que si bien no es muy numerosa, "aumenta la sensación de inseguridad", aunque reconoce que la Comunidad de Madrid y la ciudad de Madrid son, objetivamente, lugares seguros.

Acceda a los 30 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular